Gira a derecha el Sindicato de Trabajadores de la UNAM

27 Sep 2014   |   comentários

Lejos de ser el “gran sindicato democrático”, el STUNAM realizó la inauguración de su 33 Congreso Ordinario en el Auditorio Nacional, donde las mantas y carteles de la oposición fueron prohibidos.

Durante los últimos veinte meses hemos visto desfilar frente a [email protected] el paquete de reformas estructurales que EPN (en pacto con los partidos políticos patronales) ha descargado sobre los hombros de lxs [email protected] Desde la aprobación de la reforma laboral y hasta hoy que se aprueba la reforma energética el gobierno y los patrones han querido convencernos de que este es el camino que llevará al país a mejorar su situación, pero hay varios elementos que nos permiten darnos cuenta de que esto no es cierto.

Basta con salir a trabajar todos los días para darse cuenta de que somos [email protected] [email protected] [email protected] que estamos sufriendo las verdaderas consecuencias de la política antipopular del gobierno, como lo muestra la subida de precios de los alimentos y la gasolina, las nuevos desembolsos para los padres de familia que implica la reforma educativa, el metro dos pesos más caro, el servicio de salud insuficiente; en los trabajos no hay prestaciones sociales, y al mismo tiempo las direcciones sindicales pactan con los patrones este ataque. En este clima de Reformas y pactos entre poderosos, se llevó a cabo el pasado 29, 30 y 31 de agosto el 33° Congreso General Ordinario del STUNAM (Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México).

Si bien los sindicatos son una forma tradicional de organización de [email protected] [email protected], es necesario que estos estén al servicio de los intereses de la misma clase, no al servicio de los intereses de los patrones.

El STUNAM, que durante los años setentas luchó por los derechos de los trabajadores, hoy se presenta como un sindicato al servicio de los intereses patronales. En el marco de estas reformas y ante el regreso del PRI, los dirigentes del sindicato se hacen parte de los planes contra las conquistas universitarias. Así lo ha venido haciendo la "corriente roja” del STUNAM pactando con los patrones (como lo hizo conjuntamente con la UNT el pasado 12 de agosto en el acuerdo firmado con la COPARMEX, los charros del Congreso del Trabajo y el gobierno), sobre la aplicación de las reformas en los centros de trabajo, y ajustando los beneficios que esto puede traer para la cúpula dirigente (carteras y comisiones).

Durante el Congreso pudo observarse claramente todo esto cuando Agustín Rodríguez y el Comité ejecutivo del STUNAM se presentaron a la inauguración en el Auditorio Nacional, en donde las mantas y carteles de la oposición fueron prohibidos y las protestas de la oposición no se escucharon.
En las mesas de discusión sobre “Política nacional” y “Política laboral” se leyeron ponencias de [email protected] [email protected] en repudio al paquete de reformas estructurales, se planteó el debate sobre el aumento salarial y la necesidad de salir a luchar, la preocupación por la implementación de programas como el de “calidad y eficiencia”, así como la necesidad de dar solidaridad internacional a pueblos como el de Gaza. Sin embargo, en la última intervención en la mesa de política nacional, se presentó Agustín Rodríguez a defender el pronunciamiento sobre productividad por salarios (hablando como empresario dijo: “la productividad no es mala”) hecho ante el Secretario del Trabajo y las cámaras patronales. Además planteó que, “debido a que no se plantearon propuestas concretas por parte [email protected] [email protected], los invitaba a votar de manera unánime su propuesta”. Las resoluciones votadas fueron casi por completo los documentos preparados desde el Comité Ejecutivo del STUNAM. La oposición mostró no solamente el desgaste de su estrategia de “oposición” dedicada a negociar puestos con la “corriente roja”, sino su integración -en los hechos- a la política que inmoviliza a la base trabajadora y la prepara para no luchar contra el gran ataque que contra el STUNAM prepara el gobierno.

¿Qué pueden hacer las nuevas generaciones del STUNAM?

Hay que recuperar la combatividad mostrada por nuestro sindicato desde su fundación. La pelea que debemos dar [email protected] [email protected] es por la independencia política de nuestra organización, hoy ligada a los intereses del PRD (y del gobierno), y por la democratización del sindicato echando abajo la política de la entreguista UNT.

Así podremos luchar por reconquistar nuestros derechos, conquistar un aumento salarial de emergencia acorde con la inflación y la canasta básica, por echar abajo la productividad (aumento de la carga laboral) exigida por los patrones y por mejores condiciones de trabajo. Esta pelea debemos darla desde las bases, pues ya las burocracias y los gobiernos patronales han demostrado que ellos no pelearan por nuestros derechos.

¡Abajo la burocracia sindical del STUNAM-UNT!, ¡Organización desde la base!, ¡Unidad democrática y combativa de los trabajadores!









  • No hay comentarios para este artículo