Los proyectos de la muerte y la lucha contra la rapacidad capitalista

14 May 2014   |   comentários

JPEG - 155.8 KB

Flora Aco

Actualmente la ofensiva de la penetración de empresas capitalistas para la explotación de los recursos naturales ha acentuado los conflictos en diversos estados del país, siendo respaldada por una clara subordinación gubernamental a la inversión privada nacional o extranjera que obtiene concesiones al por mayor para proyectos de minas a cielo abierto, hidroeléctricas, parques eólicos y demás variantes de estas edificaciones –que son denominados como “proyectos de muerte”– por su impacto ambiental y por su ofensiva hacia las formas de vida en los lugares de su instalación.

Puebla es uno de los estados que actualmente enfrenta en mayor número estas ofensivas. Diversas organizaciones declaran que suman ya 69 las concesiones a minas para la extracción de oro y plata y 5 las hidroeléctricas en curso. Esto se traduce en 23.75% del territorio del estado concesionado (1) poniéndose a tono con 30% del territorio nacional que se encuentra bajo el control de capitales privados para la minería e hidroeléctricas. Las concesiones han sido otorgadas principalmente a capitales canadienses, chinos y hacia la empresa Frisco, que es parte del consorcio de Slim. Asimismo recibió concesiones el Grupo México, cuya patronal es responsable de la tragedia en Pasta de Conchos en el 2006 donde murieron más de 60 mineros. Ésta firmó en 2011 con Moreno Valle, gobernador del estado, su participación en dos de las hidroeléctricas proyectadas, claro ejemplo de los gobiernos burgueses al servicio del capital privado a costa de los trabajadores.

Es conocido que las minerías a cielo abierto son altamente contaminantes por el envenenamiento que causan al agua con cianuro y metano, además del gasto promedio de agua utilizada diariamente de 30 millones de litros. Esto provoca desecación de ríos y desviación de sus caudales naturales, y se suma la destrucción de los cerros dada por la excavación de aproximadamente un kilómetro de diámetro. En el caso de las hidroeléctricas implican un peligro no sólo por la agresiva modificación en los ecosistemas por las magnas construcciones sino por los efectos causados por el consumo del líquido que modifica completamente el flujo de los ríos y lagos.

A estos proyectos se suma el “gasoducto Morelos”, que fue parado en 2012 pero que no ha cesado en su intento de construcción a pesar de haberse comprobado su riesgo (2), los proyectos eólicos planteados para Izúcar de Matamoros, donde explotó la empresa de fertilizantes “Dragón”, y las ciudades rurales planteadas para 30 de los municipios en el estado.
Ante la oposición que se ha presentado en diferentes comunidades que amenazan los planes devastadores de las empresas el gobierno de Moreno Valle –cuya candidatura fue impulsada por la coalición del PAN y el PRD, como clara muestra de la derechización que viene teniendo este partido– ha emprendido una serie de medidas represivas y autoritarias. Tan sólo el pasado mes se giraron seis órdenes de aprensión y se habla de una “lista negra” que contiene a 150 nombres de activistas y miembros de organizaciones sociales que han estado involucrados en estas luchas, además de diversas denuncias de acoso y amenaza ejecutada por el gobierno y la patronal.

Unamos fuerzas contra la depredación capitalista

Desde el Movimiento de Trabajadores Socialistas denunciamos el autoritarismo de Moreno Valle que ejecuta estas políticas de criminalización contra el derecho a la protesta social y persigue no sólo a aquéllos que se organizan para la defensa de sus comunidades sino a los sectores de trabajadores que han salido a defender sus derechos, así lo muestra la sistemática represión hacia la disidencia magisterial en el estado. Además, evidenciamos todas las políticas de los gobiernos municipales, estatales y federal que venden nuestro territorio y permiten los múltiples efectos contaminantes para complacer a los intereses de las grandes empresas nacionales e imperialistas. Consideramos que sólo con la unidad de las organizaciones que luchan contra la depredación del medio ambiente con los trabajadores, que vienen fortaleciéndose contra los planes del régimen, saliendo de manera independiente y con un programa revolucionario se puede frenar los diversos golpes que el gobierno viene ejecutando.

(1) Fuente: Los Municipios de Puebla, El Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal.

(2) Esto por encontrarse en las faldas del Popocatépetl, de intensa actividad volcánica









  • No hay comentarios para este artículo