LTS de Venezuela

ELECCIONES MUNICIPALES

06 Dec 2013   |   comentários

LTS

Este domingo 8/12 se realizan las elecciones municipales en todo el país. La situación nacional cruzada por la debilidad del gobierno de Nicolás Maduro –bajo la decadencia del chavismo- y la grave crisis económica, que la oposición de la derecha buscan capitalizar, han dado a estas elecciones un carácter nacional, donde, tanto desde el gobierno con Maduro a la cabeza, como desde la oposición de derecha de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), con Henrique Capriles Radonski al frente, se han volcado de lleno a las mismas en el poco tiempo de campaña formal. Es por esto que, si bien se votarán por alcaldes y concejales en un total de 335 municipios, con las particularidades locales respectivas, el grueso de la campaña está concentrado en los proyectos políticos de las principales fuerzas: la del chavismo y el de la oposición de derecha. Se trata de las primeras elecciones luego del apretado margen con el que ganara Maduro en abril tras el fallecimiento de Chávez, y que tensionaron una vez más la realidad política nacional.

JPEG - 38.5 KB

La centralización de la campaña, y la importancia que ha alcanzado, con Maduro y Capriles recorriendo distintos puntos del país, no es para menos, pues a depender de su resultado, establecerá la correlación de fuerzas en la medida que el gobierno nacional pierda o no en proporción la cantidad de municipalidades o el control de las grandes concentraciones urbanas. Por otra parte, el resultado en su conjunto de los votos absolutos nacionales podrían imprimir también un carácter “plebiscitario” a estas elecciones, es decir de aprobación o rechazo a la “gestión” del gobierno.

El PSUV con el gobierno de Maduro busca recuperar terreno y la MUD con Capriles capitalizar la crisis del chavismo

Por lo tanto, estas municipales expresan reposicionamientos tanto del proyecto político del chavismo, ahora con Maduro como Presidente, como el de la coalición proimperialista de la MUD con Capriles como abanderado. En este sentido el gobierno busca recuperar terreno, en el marco de debilidad política asentada en una fuerte crisis económica, con una ofensiva de medidas económicas efectistas, que si bien no atacan en lo absoluto los problemas centrales que han originado la crisis, actúa sobre las consecuencias más perjudiciales para las masas, sobre todo en lo relacionado a la cuestión de ajuste de los precios, buscando un impacto positivo en franjas importantes de los sectores pobres y de las clases medias bajas.

La MUD por su parte se juega a capitalizar la crisis por la que atraviesa el chavismo para reposicionarse políticamente, buscando acentuar el debilitamiento y el desgaste de Maduro. Desde el gobierno nacional y el PSUV se ha conformado un Comando Especial compuesto por todos los gobernadores y los vicepresidentes con el objetivo de garantizar y ganar las elecciones municipales en su conjunto. Lo mismo se hace desde la derecha que ha nombrado a Capriles Randonski como el Jefe de Campaña de todas las candidaturas municipales de la MUD, recorriendo cada uno de los distintos lugares donde se disputará la justa electoral.

El gobierno de Maduro no las trae fácil en la medida en que le ha explotado en sus manos una crisis económica sin precedente en los casi quince años que lleva el chavismo en el gobierno. Una crisis que de igual manera, aún con Chávez vivo, iba a surgir porque expresa el agotamiento del modelo económico rentista petrolero junto a todas sus contradicciones que ya se venían acumulando, pero ahora bajo un gobierno políticamente muy debilitado y bajo la decadencia del chavismo. De esta manera la combinación de escasez de dólares, inflación galopante, escasez de producción, aumento de importaciones estatales, descenso de las exportaciones, le complica en demasía el panorama al gobierno acentuando incluso los nubarrones a futuro. La inflación acelerada y el estancamiento de los salarios golpean el bolsillo obrero y popular, donde la escasez o desabastecimiento de varios productos básicos se hace sentir.

El acelerado endeudamiento externo e interno como hemos venido escribiendo ya está impactando en las cuentas nacionales, debido a que más recursos del gasto público del Estado ahora se tienen que orientar a la amortización de la deuda pública (externa e interna). A manera de ejemplo, basta mencionar que de acuerdo al proyecto de Ley de Presupuesto de 2014 para el próximo ejercicio el servicio de la deuda pública (pagos de capital e intereses) ascenderá a 121,5 millardos de bolívares creciendo un 55% con respecto al de este año que ha sido de 78,2 millardos, dicho de otra manera, esta sangría consumirá el 22% de la asignación de los 552,6 millardos del presupuesto nacional de 2014.

Mientras esto acontece, el estancamiento salarial se ha venido manteniendo y acentuando con la caída del salario real, siendo que infinidad de convenciones colectivas y deudas laborales no se discuten desde hace años, y una oleada de luchas económicas ha brotado para recuperar las pérdidas salariales, con la lucha de los trabajadores de Sidor como la más emblemática. Los planes de las Misiones sociales prácticamente están estancados lo que implica una retracción a cierto proceso distributivo de la renta que había venido operando en el período de Chávez en el gobierno. Es en esta situación que la oposición de derecha intenta “pescar en río revuelto”, pero no ofrece más proyecto que el de la vieja y rancia burguesía proimperialista.

A las variantes del chavismo y de la oposición de la MUD el pueblo trabajador debe darles la espalda

Desde el gobierno se habla de que la democracia imperante y sus elecciones en nuestro país son “participativas y protagónicas”. Un tipo de “democracia” donde la derecha proimperialista encaja perfectamente y donde gruesos sectores empresariales y de la banca se ha venido beneficiando en todos estos largos años. Es que no se trata más que de calco y copia de cualquier democracia burguesa con sus típicas elecciones cada determinado período, como de las tantas que han imperado en épocas anteriores así como de cualquier país burgués normal.

Como ya hemos explicado en otras situaciones electorales, este tipo de elecciones burguesas son el terreno en que las distintas variantes de la burguesía y sus partidos suelen engañar a los trabajadores y el pueblo pobre haciéndoles creer en fórmulas políticas de recambio que no expresan más que nuevas opciones para seguir gerenciando el orden capitalista establecido, basado en la explotación del trabajo social –más allá del discurso que se levanta desde el chavismo de cierta “lucha” contra la burguesía. Que el terreno de los trabajadores es el de la lucha de clases, es decir, el enfrentamiento con los patronos desde la huelga de fábrica para defender sus derechos hasta una huelga general ofensiva para desafiar abiertamente a los capitalistas.

Pero esto no significa que los trabajadores y trabajadoras no intervengamos en el terreno del enemigo para enfrentarlos allí también, denunciando abiertamente su sistema de dominación política, de cómo sus partidos y sus distintos gobiernos están allí para garantizar su dominio, de utilizar cada espacio en ese terreno que sirva para potenciar las demandas obreras y avanzar en superar las ilusiones en las elecciones burguesas.

En este sentido, en las elecciones los trabajadores deben desarrollar su propia lucha política independiente contra todos los bloques electorales de la burguesía sin ir detrás de ningún partido que represente esos intereses, aunque algunas se vistan de “rojo” y hablen de “socialismo”, y que tengan roces con el imperialismo, como las que expresa el gobierno de Maduro y sus candidatos en las distintas alcaldías, o el de la vieja y rancia burguesía que no disimula sus verdaderos planes (aunque con demagogias y engaños), como los distintos candidatos en estas municipales abanderados tras los partidos de la MUD de Capriles.

En estas elecciones municipales llamamos nuevamente a no confiar ni en los proyectos que abanderan los candidatos del chavismo en el PSUV y sus partidos satélites como el PCV, Tupamaros, etc., así como tampoco en los candidatos que se aglutinan en la MUD, como Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, AD y sus otros distintos componentes políticos representantes de los mismos intereses como el MAS, Bandera Roja, entre otros. Decimos una vez más que en las elecciones a alcaldes y concejales, los trabajadores y el pueblo pobre debe darles la espalda no depositando ningún apoyo político o confianza con su voto. A no confiar ni en el supuesto "socialismo" que no es más que capitalismo con tímidos rasgos nacionalistas y que aspira controlar y escarmentar a los trabajadores que no aceptan sumisamente las condiciones de su proyecto político, ni en el supuesto "progreso" que no es más que la reedición de recetas neoliberales para darle mayor "libertad" a los capitalistas.

El desbarranque político del PSL en las elecciones municipales

En estas elecciones municipales el agrupamiento PSL [1] de Orlando Chirinos ha dado uno de los mayores saltos en su desbarranque político, muy lejos de cualquier tentativa para que en estas elecciones sus candidaturas expresasen tendencias a la independencia de clase. A sabiendas aún de que se trata de unas elecciones municipales fuertes rasgos de plebiscito nacional, ha llegado a establecer alianzas políticas tanto para alcaldes como para concejales que están en las antípodas de una política verdaderamente independiente y obrera.

Esta corriente está actuando de forma completamente adaptada al régimen burgués, además de levantar un limitado programa político. Esto más allá de algunas frases que hablan contra las variantes nacionales del chavismo o de la oposición de la MUD, o formulaciones que podrían considerarse correctas pero que insertas en un timorato programa se transforman en puras frases vacías, como lo expresa en aquellos lugares donde va solo como en la candidatura a alcalde en el Distrito Capital. Son afirmaciones al aire pues justamente el PSL va aliado con agrupamientos políticos claramente alineados e integrantes de la MUD de Capriles Radonski. Para mencionar solo un par de ejemplos, en el Municipio Sucre del estado Miranda, en concejales va aliado con el MAS y Bandera Roja [2] que en sus programas nacionales están abiertamente alineados con la derecha proimperialista y golpista. En el Municipio Guaicaipuro (Los Teques) capital del mismo estado van con Vanguardia Popular y Bandera Roja [3].

Y para cubrir el arco completo, en otros municipios como el de Iribarren (Barquisimeto) capital del estado Lara, sostienen un candidato en alianza con el chavista PRT que en el programa de gestión municipal plantea que hay que sostener el legado de Chávez afirmando que representa “un legado, una llamarada, un programa, que debe profundizarse en carne y sangre como tareas de la Revolución Bolivariana en la coyuntura actual, que ahora se presenta sin el comandante líder de la Revolución para alcanzar el objetivo social de trabajo” y que el triunfo de Maduro en las últimas presidenciales de “abril con una pequeña diferencia, dan continuidad al proceso revolucionario popular” [4]. En el municipio Libertador de la capital del estado Mérida, si bien el candidato es directamente del PSL, van en alianza con el partido Vanguardia Bicentenaria Republicana de Acosta Chirinos [5], un comandante del 4F que sostiene un discurso moralista y republicano, el cual dejó de apoyar a Chávez y se presentó como independiente, y que en la elección presidencial de 2012 se presentaba como VBR pero luego, en medio de la campaña, renunció a su postulación para apoyar a Chávez. Aquí solo hemos mencionado algunos ejemplos que se van repitiendo hacia uno y otro lado del arco político en los diversos municipios en que presentan candidatos a alcaldes y/o concejales.

Como se demuestra, se trata de un completo desbarranque político del PSL en estas elecciones municipales. Es por esto que desde la LTS no llamamos a votar por ningún candidato de esa organización mucho menos de sus aliados, pues sería ir contra la lucha por la independencia política de la clase trabajadora, en el entendido de que la lucha, en este caso concreto, es por que los explotados y explotadas busquen la solución a sus problemas en la superación del orden burgués y no en el "mejoramiento" o reforma de sus instituciones. De esta manera, desde la LTS, en las elecciones municipales del 8D llamamos a votar nulo, en el marco de la lucha por la independencia política de clase como horizonte estratégico por un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre.

[1] Se trata de un agrupamiento hermano de Izquierda Socialista de Argentina

[2] http://www.cne.gob.ve/divulgacion_m...

[3] http://www.cne.gob.ve/divulgacion_m...

[4] http://www.cne.gob.ve/divulgacion_m...

[5] http://www.cne.gob.ve/divulgacion_m...









  • No hay comentarios para este artículo