Desde Chile

CPS del PTR-CcC n° 162 Hija del dictador y ministra antiobrera, cuando los trabajadores entran a escena

28 Jul 2013   |   comentários

Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 162

25-7-2013

Nicolás Miranda

Evelyn Matthei
Hija del dictador y ministra antiobrera, cuando los trabajadores entran a escena
Finalmente la derecha nominó a la UDI Evelyn Matthei como candidata presidencial, forzando a RN a apoyarla. Cierra el momento más álgido de la crisis de una derecha fracturada que tiende a desintegrarse, en el marco de una presión a la reconfiguración del entero régimen heredado de la dictadura que acelera sus tendencias a la inestabilidad. Lo que traerá mayor polarización política y social, y reforzará las tendencias a la intensificación de la lucha de clases.

Mientras corrían los puñales por la espalda, con la Nueva Mayoría observando con tranquilidad, los procesos moleculares en la clase trabajadora siguen su curso, amenazando a los dos guardianes del régimen, la derecha y la Nueva Mayoría. Se está gestando un paro nacional en Correos de Chile que muestra la fuerza de las formas de organización de base de los trabajadores, y a la vez, los trabajadores subcontratistas forestales van por su tercera huelga en 6 meses en Forestal Valdivia.

Hija del dictador y ministra anti-obrera

La UDI nominó a Evelyn Matthei como candidata presidencial.
Una provocación. A 40 años del sangriento golpe antiobrero de Pinochet, designan a la hija de uno de los 3 dictadores: el gral. Matthei (Aviación, antecedido por Leigh), que junto a Pinochet (Ejército), José Toribio Merino (Marina), César Mendoza (Carabineros) sometió a los trabajadores y la izquierda a la dictadura de la CNI y la DINA en favor del negocio de la clase patronal. Además, el gral. Matthei fue jefe del recinto donde se torturó al gral. Bachelet, padre de la actual candidata de la Nueva Mayoría (pero que, en favor de la impunidad y de la herencia de la dictadura, prefiere dejar en el pasado).
Fue dirigente de RN y recurrió a los servicios de inteligencia de las FFAA en una operación contra Piñera, a quien tanto halaga hoy.

Después, senadora por la UDI en esa cueva de parlamentarios anti-obreros, trinchera de la defensa de la herencia de la dictadura.

Finalmente, Ministra del Trabajo del antiobrero gobierno de Piñera, con su empleo precario, sus salarios de hambre, manteniendo, junto a la Nueva Mayoría, el Código Laboral de Piñera (José, el hermano), la subcontratación, la represión en cada lucha. Reduciendo todo a un problema de capacitación.
No contenta con esto, se declara en contra de la educación gratuita, a favor de las pensiones de hambre de las AFP.

JPEG - 40 KB

Su nombramiento, es porque dan por perdida la presidencial, y se disponen a la defensa cerrada de la obra de la dictadura, mantenida y profundizada por la derecha y la Concertación.

También, para arrinconar a RN. Confirmando las tendencias a la reconfiguración del régimen político (ver CPS n° 161) hacia los tres tercios. Pero con polarización política y social a derecha e izquierda.

Inestabilidad del régimen y tendencias a la polarización política y social
El régimen está en una crisis cada vez más difícil de contener. Se fracturan sus partidos dirigentes de la clase patronal, se deslegitiman, son impugnados por la lucha de clases, están puestos a la defensiva, y la economía inició su frenazo.
Cada vez más en el aire, ajenos a las clases sociales, impotentes para la defensa cerrada del régimen mediante la “democracia de los acuerdos y en la medida de lo posible”, se abren presiones para intentar auto-reformas parciales por arriba. Por ejemplo, con los cambios (cosméticos) al binominal. Podrán retrasarlo. Pero está políticamente muerto.

El famoso “centro social” (Longueira), “centro político” (Allamand), “centro liberal” (Andrés Velasco), está reduciéndose a su mínima expresión. La derrota de Orrego en las primarias de la Nueva Mayoría, la derrota humillante de RN en este episodio de crisis en la derecha, son expresión de esto.
¿Importa en algo? Sí. Abre tendencias a la polarización política y social a derecha e izquierda. Las capas medias van quedando huérfanas de sus aspiraciones de moderación de estabilidad, de cambios sin lucha de clases, y pasan a ser disputadas por derecha y por izquierda.
Un entero período de inestabilidad política se va abriendo paso. La Nueva Mayoría intenta retrasarlo, inclinándose a izquierda engañosamente.

Nueva Mayoría, Nuevas Trampas

Con los cuestionamientos en las calles a la herencia de la dictadura (educación de mercado, pensiones de hambre, salarios de hambre, Código del Trabajo e impunidad patronal, saqueo de los recursos naturales, dictadura moral contra el aborto y la diversidad sexual, represión a las movilizaciones), la intransigencia del gobierno y al derecha atrincherados en su defensa, sólo alienta los procesos de la lucha de clases.

Otra vía de la clase patronal y sus partidos para sacar la política de las calles y contener y canalizar la lucha de estudiantes, trabajadores, mapuche, diversidad sexual, es reponer las falsas promesas, intentar aparecer nuevamente como falsos amigos del pueblo. Y se llenan la boca de educación gratuita, cambios al Código del Trabajo, nueva constitución, reforma tributaria. Nuevas trampas.
En lo inmediato, puede alimentar nuevas “ilusiones posibilistas”, es decir, esperar que nos concedan algo, en vez de arrancárselo con los métodos de la lucha de clases y una política de los trabajadores independiente de cualquier variante patronal. Pero estallarán. Nada darán, salvo con letra chica, engañosamente.

Y entre crisis y nuevas trampas, la clase trabajadora sigue el curso del fortalecimiento de sus filas y sus luchas. Nuevos procesos están en curso.

Los delegados autoncovocados de Correos de Chile, y las luchas de los trabajadores subcontratistas forestales.

Después del paro nacional portuario de 22 días. Después de las luchas de los trabajadores mineros, que además se están reactivando. Después del Paro Nacional del 11 de julio. Los trabajadores siguen su proceso molecular de fortalecimiento de sus filas y de sus luchas.

Un paro nacional en Correos de Chile, se está preparando. Lo importante es su proceso de gestación. El rechazo de la empresa al petitorio de los trabajadores, despertó una fuerza inesperada. La tradición de organización en base a delegados (sin fuero) se activó. El retraso de la dirigencia en responder al rechazo de la empresa, alentó que los delegados se autoconvocaran. Se realizó una huelga de brazos caídos en dos centros que nunca iban a huelgas. Se declararon paros espontáneos en diferentes salas. Y una concentración de los dirigentes en Plaza Italia. La fuerza de los trabajadores de base organizados con sus delegados, vitalizó su organización sindical, y por sobre todo, la confianza en sus propias fuerzas. Luchan contra los salarios de hambre, entre otras demandas. Salarios de hambre que persisten desde la dictadura y es una de las herencias intocables para los guardianes de esta herencia, la derecha y la Nueva Mayoría. Este es el mar de fondo que sacude todo.

Entre los trabajadores subcontratistas forestales, van tres huelgas este año: Forestal Transportes Klenner, Forestal San Pablo y Forestal San Antonio, empresas subcontratistas de Forestal Valdivia. Contra la impunidad y el abuso patronal.

Es la amenaza más temible para los guardianes de la herencia de Pinochet. La entrada de la clase trabajadora, y uniendo tras de sí a los estudiantes, pobladores, la juventud explotada y oprimida, es el único camino que evite que la trinchera de la derecha se recomponga, que las Nuevas Trampas de la Nueva Mayoría logre sus fines.

Este régimen está podrido. Para que no le den una sobrevida, un poco de oxígeno que alargue su agonía, hace falta un partido revolucionario de la clase trabajadora que le de una salida independiente de toda variante patronal.


¡Que se vayan todos!

Ni derecha, ni Nueva Mayoría
Hay que terminar con toda la herencia pinochetista
Hay que anular el voto: hace falta una política de los trabajadores independiente de la derecha, la Concertación y sus variantes
Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización
El cierre –momentáneo- de la crisis de la derecha no resuelve nada. Veremos nuevos episodios. Veremos el choque entre la derecha y la Nueva Mayoría.
Pero los cuestionamientos a la herencia de la dictadura, si no son aprovechadas a su favor por la clase trabajadora junto a los estudiantes, la juventud explotada y oprimida, los pobladores, el pueblo mapuche, será aprovechada por los guardianes del régimen.

Las tendencias a la polarización se desarrollan. Habrá que prepararse para una intensificación de la lucha de clases. Habrá que luchar para que la clase trabajadora que ya ha entrado en escena, siga avanzando por este camino y pase al centro con sus métodos de lucha uniendo tras de sí a estudiantes, pobladores, mapuche.

Tenemos que prepararnos para terminar con toda esta odiosa herencia de la dictadura.

En la campaña presidencial y las elecciones en noviembre, donde seguirán intentando con sus falsas promesas desviarnos de nuestra lucha, llamamos a anular. Porque no hay en estas elecciones una política de la clase trabajadora independiente de la derecha, la Nueva Mayoría y sus variantes menores.
Para el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase/ PTR-CcC, la resolución íntegra y efectiva sólo podrá venir de la lucha por una República de Trabajadores basada en sus organismos de democracia directa, que conquistaremos con una revolución obrera y socialista. En este camino, hoy, debemos luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización en las calles.

La tarea de esta hora, es, para terminar con toda la herencia pinochetista, poner en pie una alternativa, trotskista, como la que luchamos por construir desde nuestra joven liga de trabajadores y estudiantes, el Partido de Trabajadores Revolucionarios- Clase contra Clase, que lucha por poner en pie un partido para la lucha de clases, con una política de clase independiente de toda variante patronal: ni derecha, ni Nueva Mayoría.









  • No hay comentarios para este artículo