Entrevista

Pan y Rosas en el movimiento #YoSoy132

10 Jun 2012   |   comentários

EO: ¿Por qué pelean las mujeres dentro del movimiento #YoSoy 132?
A.: Ante el desolador panorama de nuestro país, con la impunidad frente al feminicidio; la represión a las luchadoras sociales incluso con tortura sexual, como en Atenco; la criminalización de nuestro derecho a decidir y los crímenes de odio contra la diversidad sexual, consideramos indispensable que salgamos unitariamente a las calles. Por eso proponemos que #YoSoy132 abrace las siguientes demandas:
¡Basta de violencia contra las mujeres! ¡Destitución, juicio y castigo a jueces y autoridades cómplices de impunidad ante el feminicidio! ¡Por Comisiones Independientes integradas por luchadoras sociales, personalidades de derechos humanos y familiares de las víctimas!
¡Por la desmilitarización del país! ¡Alto al ataque y hostigamiento a [email protected] periodistas y luchadoras sociales! ¡Contra la tortura sexual! ¡Justicia para las compañeras de Atenco!
Por la separación efectiva entre la iglesia y el estado. Por el derecho a decidir de las mujeres. ¡Abajo la reforma al artículo 24 constitucional! Por los derechos de la comunidad LGBTII: ¡Esclarecimiento y castigo de los crímenes de odio!

EO: ¿Qué medidas consideran que debe tomar el movimiento para fortalecerse?
A.: Es indispensable la unidad e incorporación de otros sectores en lucha, como el magisterio disidente, las madres que buscan justicia para sus hijas asesinadas, las “obreras insumisas” que luchan por recuperar su empleo en Tehuacán, Puebla –quienes ya se pronunciaron en favor de ser parte de #YoSoy 132–. Además consideramos necesario soldar la unidad con un gran Encuentro Nacional de Lucha, que incorpore a los estudiantes, organizaciones sindicales, campesinas, barriales, indígenas y de mujeres donde acordemos un plan nacional de lucha, en el cual las mujeres incorporemos nuestras demandas. Ante esto, Pan y Rosas hace un llamado a las organizaciones feministas y de mujeres, a las trabajadoras, indígenas y campesinas se sumen al movimiento.









  • No hay comentarios para este artículo