Revista Contra la Corriente Nro.2

08 Mar 2010   |   comentários

Para descargar la revista:
http://www.gigasize.com/get.php?d=0qj1vlpzo8f
http://www.megaupload.com/?d=R3LK8ILU‏

Para adquirirla, escribir a contralacorrienteboletin@gmail.com

Lea aqui el sumario y la presentación de Contralacorriente Nro.2, revista de teoría y política marxista y publicación teorica de la LTS-CC.
Si quieres descargar el PDF completo, puedes hacerlo en la direccion http://www.gigasize.com/get.php?d=0qj1vlpzo8f

Para adquirirla, escribir a contralacorrienteboletin@gmail.com
Presentación

Panorama nacional

La lucha de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas
Pablo Oprinari, con la colaboración de Mario Caballero

Especial I: Debates sobre la crisis económica

Apuntes a propósito de Keynes, el marxismo y la época de crisis,
guerras y revoluciones Paula Bach

Apuntes sobre la crisis económica en Antonio Gramsci
María Rosas

Actualidad Internacional

Haití: Por una campaña de solidaridad obrera y popular
Declaración de la Fracción Trotskista Cuarta Internacional

¡Libertad o muerte! La revolución de los esclavos
y la independencia de Haití
Cecilia Feijoó

Daniel Bensaid (1946-2010)
Claudia Cinatti

Especial II: Legado y vigencia de León Trotsky

Trotsky en las tierras de Villa y Zapata
Pablo Oprinari

Notas sobre Trotsky. Revolucionario sin fronteras
Bárbara Funes

Teoría e historia

Los sucesos de 1932 en El Salvador
Sergio Moissens

La gran lucha minera de 1766: de la huelga al levantamiento popular
Jimena Mendoza

Arte y cultura
A “descongelar” la Revolución Mexicana.
Raymundo Gleyzer más vigente que nunca
Sofía Andrade

Mujer y lucha de clases

Perspectivas de la lucha de las mujeres. Feminismo y la crisis mundial
Andrea D´Atri

Llamado internacional en solidaridad con las mujeres
y las niñas de Haití

Impulsemos una gran agrupacion de mujeres anticapitalistas,
socialistas y revolucionarias
Pan y Rosas México

PRESENTACION

Este segundo número de Contra la Corriente sale a la calle en un momento signado por la primera gran crisis económica internacional del presente siglo y nuevas luchas en México, como la encabezada por el Sindicato Mexicano de Electricistas contra el decreto de liquidación de Luz y Fuerza del Centro, que es ya la acción más importante en la última década. Ésta, junto con la Comuna de Oaxaca durante el 2006, son los ejemplos más avanzados del curso ascendente que ha tomado la lucha de clases en nuestro país.

Durante todo el año 2009 presenciamos cómo la crisis financiera se trasladó a la producción y el consumo, arrastrando a los países imperialistas a ciclos recesivos y golpeando duramente a América Latina. Comparada desde sus inicios con la crisis iniciada en 1929, la debacle actual muestra una mayor profundidad respecto a los momentos iniciales de aquella: y es que a pesar de la inédita intervención de los gobiernos capitalistas que logró su contención coyuntural, sus causas estructurales no se han resuelto para generar estabilidad a largo plazo, lo cual se ha demostrado en las dimensiones de las quiebras bancarias y comerciales y en los multimillonarios rescates. En este número de la revista polemizamos con la concepción de Keynes reactualizada por los ideólogos del capitalismo al calor del fin de ciclo neoliberal y la caída de la tasa de ganancia en las principales potencias. Junto a ello, apelamos en forma crítica a algunos aspectos de la elaboración teórica del Gramsci con respecto a las crisis capitalistas.

La profundización de la crisis supone una intensificación del ataque capitalista y abre la posibilidad de que surjan nuevas acciones de los explotados y oprimidos. La relación entre crisis económica y lucha de clases no ha sido ni será mecánica o automática, y guarda relación con la experiencia y la subjetividad de los explotados, así como responde a la influencia de las direcciones políticas actuantes en el movimiento de masas. En la década de 1930, por ejemplo, en EE. UU., el ascenso de la lucha de clases, como respuesta a la crisis, tardó varios años en manifestarse.

Durante el último periodo, aunque no se han dado nuevos procesos revolucionarios, ya se muestran importantes experiencias de la lucha de clases, como las huelgas en Francia con tomas de rehenes o la lucha de los trabajadores de Kraft en Argentina, por citar ejemplos emblemáticos. Visto desde otro ángulo, la actual situación evidencia la intensificación de políticas reaccionarias, como es el golpe de estado en Honduras, que despertó una dinámica de lucha de masas que fue enfrentada por la burguesía con represión y la trampa electoral. El nuevo impulso de la política imperialista sobre América Latina con el pretexto del trágico terremoto que se abatió sobre el hermano pueblo de Haití, plantea en perspectiva nuevos realineamientos políticos en el subcontinente y nuevas posibilidades para la lucha de clases, donde el imperialismo intentará cambiar la relación de fuerzas a su favor.

En México (como se desarrolla en la sección dedicada al panorama nacional) durante el 2009 presenciamos las secuelas de la crisis sobre el movimiento de masas, y una sostenida ofensiva contra las conquistas sociales, laborales y las propias organizaciones del movimiento obrero. Este es el caso del ataque perpetrado para liquidar Luz y Fuerza del Centro y hacer desaparecer al Sindicato Mexicano de Electricistas, que despertó una movilización obrera y popular de gran envergadura, con importantes acciones de lucha protagonizadas por un nuevo activismo obrero acompañado de un fuerte apoyo estudiantil y popular, del cual se preserva un sector muy combativo que sigue sosteniendo los plantones y acompañando las movilizaciones.

La ofensiva de la clase dominante en México abre una dinámica de mayor confrontación política y social, donde el resultado se definirá en el terreno de la lucha de clases; y donde será fundamental la adopción, por parte de los explotados y oprimidos, de un programa propio, métodos de lucha y de organización, para avanzar hacia el triunfo sobre la clase dominante.

Estamos en los albores de un nuevo periodo histórico en una dinámica cuyos ritmos no pueden predecirse, pero que posiblemente implique, en nuestro país y en el mundo, el desarrollo de procesos de ascenso de la lucha de los explotados y oprimidos, y de enfrentamiento entre revolución y contrarrevolución. En este contexto, la construcción de una organización revolucionaria (fuertemente anclada en la teoría marxista y en una estrategia de la lucha por el poder obrero y el socialismo), será fundamental para lograr el triunfo de la clase obrera y sus aliados de la ciudad y el campo, proponiéndose como una alternativa de dirección ante las organizaciones tradicionales que postulan una estrategia de reforma del capitalismo.

En este camino es clave retomar y actualizar la teoría marxista. Ello implica analizar y comprender los acontecimientos internacionales y nacionales, y profundizar en torno a las experiencias del movimiento obrero y de la tradición del movimiento marxista. Bajo esa perspectiva es que en este número de la revista publicamos una sección especial dedicada al legado de León Trotsky, y varios artículos incluidos en la sección Teoría e Historia. De lo que se trata, a nuestro entender, es de desarrollar una intelectualidad comprometida con la clase obrera, cuyo norte estratégico esté lejos de un posicionamiento meramente contemplativo; eso implica participar en el debate de ideas, ser solidarios con la lucha de los explotados y oprimidos, pero sobre todo tomar parte activa de la construcción de una herramienta política, basada en la teoría y el programa marxista, y fusionarse con lo más avanzado y consciente de la clase obrera. En ese sentido es que, quienes impulsamos esta revista y la Cátedra Libre Karl Marx, concebimos la labor de desarrollar una intelectualidad marxista, verdaderamente orgánica de la clase obrera, que asuma como propia la tarea de luchar por la revolución socialista.

Esta revista es impulsada por la Liga de Trabajadores por el Socialismo y está abierta a la participación y colaboración de estudiantes, intelectuales y trabajadores que coincidan con la necesidad de desarrollar la teoría marxista y de transformar la realidad. Quienes editamos Contra la Corriente, sostenemos la Cátedra Libre Karl Marx desde hace 12 semestres, y somos parte en México del Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotsky. Esto, al tiempo que participamos de las luchas de los trabajadores y la juventud con una perspectiva y un programa socialista y revolucionario, e integramos distintas iniciativas como es la Agrupación ContraCorriente estudiantil, la juventud Barricada en el Estado de México y la Corriente de Trabajadores Clasistas, junto a trabajadores del SME y de otros sindicatos y empresas.

Lo hacemos con la convicción de que hay que sumar, a la tarea de construir una organización revolucionaria en México, a nuevas franjas de trabajadores, estudiantes y jóvenes que participan de las luchas obreras y populares, tras una perspectiva socialista e internacionalista, que apunte a tomar el cielo por asalto y a acabar con la dominación capitalista. Para avanzar en ese camino es que, recientemente, desde la LTS hemos publicado un documento político y programático, y un llamado público para discutir ampliamente cómo construir esa organización.

Te invitamos a que te integres activamente a esta apasionante tarea, que no es otra más que la de ser parte del destino de nuestro tiempo y bregar por una salida revolucionaria para este sistema de explotación y miseria.









  • No hay comentarios para este artículo