¡Alto a la criminalización de la protesta social!

Presos políticos: ¡Libertad!

18 Dec 2013   |   comentários

Nancy, expresa política

Con marco en la aprobación de una serie de medidas estructurales que han demostrado con creces su carácter antipopular y antiobrero, el régimen del Pacto por México, continúa intentando frenar el descontento social con la aplicación de leyes como el artículo 362, el Protocolo de actuación policial para el control de multitudes, la imputación de cargos equiparables con “terrorismo” a quienes se acuse de disturbios, y la aplicación de penas de hasta siete años a quienes se acuse de agredir a algún policía, además de haber puesto en marcha operativos de señalamiento y persecución selectiva antes, durante y después de las marchas.

Por su parte, el PRD se hace parte de la represión del régimen que criminaliza la protesta social, como lo hizo el GDF –encabezado por Miguel Ángel Mancera– contra los reclamos obreros y populares, en las manifestaciones del 1/12/2012, y este año, del 10/6, del 1/9, el 2/10 y el 1 y 10/12 –en la marcha contra el alza al costo del pasaje del metro–, cometidos por parte de las fuerzas represivas en contra no sólo de quienes protestan, sino también en contra de representantes de medios de comunicación y de Derechos Humanos. Así, en el DF se inhibe el derecho a manifestarse pese al hipócrita rechazo de Mancera a la reglamentación de las manifestaciones votada por el PRI y el PAN.

Mario González, uno de los jóvenes procesados por la marcha del 2/10, sostuvo en prisión una huelga de hambre de 56 días y hoy su vida continúa en riesgo, pese a haberla levantado ya, mientras tanto siguen dictándose sentencias en contra de los detenidos. La lucha por la liberación y el desprocesamiento de todos los presos políticos continúa. Sólo con la movilización en las calles, e intensas campañas democráticas nacionales e internacionales lograremos arrancarlos de los reclusorios.

Es evidente que las medidas tomadas por el régimen están encaminadas a hacer que el pueblo pobre y trabajador pague la crisis, por lo que esta democracia para ricos vota con leyes que buscan callar el descontento y castigar a quienes se organizan y luchan.

JPEG - 97 KB








  • No hay comentarios para este artículo