Por un Encuentro Nacional de la Juventud Combativa al lado de los trabajadores y sus luchas

14 May 2014   |   comentários

Nancy Cornejo

En medio de una serie de ataques a las libertades democráticas –como la ley de telecomunicaciones y la extensión nacional de la modificación al protocolo policial que permite la anulación de derechos en caso de “fenómeno social violento”– y la aprobación de reformas y leyes que abonan a la subordinación económica de México –con la “apertura” a la IP de los recursos energéticos– y encaminadas a mantener en el poder a los partidos patronales (con la reforma política), se cumplen dos años de la emergencia del movimiento juvenil expresado en el #YoSoy132. Como parte de su aniversario, se realizó un ciclo de conferencias en la Universidad Iberoamericana tendientes al rescate testimonial de las experiencias de algunos de quienes participaron en este proceso.

JPEG - 1.7 MB

Hace unos meses, surgió una ola de movilizaciones estudiantiles en solidaridad con el magisterio en lucha y en contra de la reforma educativa. Mientras que millones de trabajadores se movilizan en el mundo en defensa de sus derechos –Estado Español, Brasil, China, Grecia, Estados Unidos–, las tareas al interior del movimiento juvenil para evitar la desmovilización y la desorganización siguen siendo las mismas.

En México, contamos con las experiencias recientes de luchas como la del STUHM, sindicato de Honda que durante más de dos años ha peleado por su reconocimiento como sindicato independiente de la CTM y ha tenido que enfrentarse a los despidos y a la represión por parte de la patronal y el gobierno del estado de Jalisco. Contamos con las movilizaciones mineras, textiles y la latente movilización magisterial que, en conjunto, muestran que hay sectores de trabajadores que se están organizando en contra de los ajustes del gobierno y entre los que han emergido sectores de izquierda que cuestionan a la burocracia sindical y constituyen lo más avanzado de este fenómeno que tiene a la clase obrera como protagonista.

La situación política por la que atraviesa México, pues, representa una oportunidad para desarrollar y fortalecer un movimiento juvenil y estudiantil al lado de los trabajadores. Entendemos que esa es la única manera de enfrentar verdaderamente los intentos de privatización de la educación y de garantizar su gratuidad al servicio de los sectores populares, además de obtener otras reivindicaciones como la apertura de matrícula y comedores subsidiados en las universidades en las que no los hay.

Es por esto que desde la Juventud Anticapitalista, Socialista y Revolucionaria en el Movimiento de los Trabajadores Socialistas, hacemos un llamado a todx joven estudiante o trabajador (a) a impulsar y participar del 1er Encuentro Nacional de la Juventud combativa el próximo 14 de junio que se ponga al frente de las acciones en solidaridad con las luchas y reivindicaciones obreras, con el internacionalismo como bandera.









  • No hay comentarios para este artículo