Llamada de emergencia ante la ofensiva del “Pacto por México”

01 Sep 2013   |   comentários

Llamada de emergencia ante la ofensiva del “Pacto por México”

Se han gastado millones de pesos en los medios de comunicación contra el magisterio en lucha y a favor de la reforma energética de Enrique Peña Nieto. Intentan hacer creer que Pemex no tiene recursos, mientras omiten el enriquecimiento de decenas de priistas que estuvieron frente a la paraestatal. Intentan moldear a la opinión pública con una feroz campaña respaldada por Televisa y TV Azteca, que combina el linchamiento a la lucha magisterial y la propaganda a favor de la inversión privada en Pemex e intentan hacernos creer que la reforma no es privatizadora.

JPEG - 118.7 KB

Pero la aparente estabilidad con que Peña venía gobernando desapareció en pocos días, por el descontento que causó su propuesta energética y la reforma educativa: un sector muy amplio de trabajadores, jóvenes y la clase media se movilizará en las distintas convocatorias surgidas.
La llegada de miles de maestros al Zócalo, las protestas y bloqueos en todo el Distrito Federal, incluido el Aeropuerto Internacional, el Senado, la Cámara de Diputados y los dos grandes monopolios que lo respaldan (Televisa y TV Azteca) muestran el resurgir de la lucha de clases y la disposición de sectores amplios a poner un freno a las reformas del “Pacto por México”.
Así que Peña no podrá dar con seguridad su Primer Informe de Gobierno y tendrá que refugiarse en el Campo Militar. ¿Es la antesala de lo que le espera el resto del sexenio? Es evidente tanto PRI como PRD quieren evitar las consecuencias políticas de un escenario de represión como en San Lázaro el 1/Dic. Mientras Mancera no quiere cargar con el costo social de una acción así, el PRI lo presiona para que haga lo que tampoco quiere y de paso cargarle un costo por la crisis política magisterial que el mismo Peña.

Ante el desprestigio, el PRI ha buscado una imagen de gobierno que lucha por seguridad y contra el narco, con una lista de capos aprehendidos intentan encubrir los 138 mil asesinatos de civiles en 8 meses, mientras mantiene la misma política de militarización sostenida por Calderón y en consecuencia, la cadena de impunidad y violaciones a los derechos humanos.
Ante esto es aún más escandalosa la alianza del PRD dentro del Pacto. Tras los cuestionamientos de López Obrador han justificado su presencia ahí, y Jesús Zambrano se lanzó contra el magisterio democrático, haciendo eco de los discursos que criminalizan sus protestas. El PRD, como ala “izquierda” del Pacto, se apuesta a posicionarse como “izquierda responsable” frente a la burguesía hacia el 2018, pero esto ya le está originando contradicciones.
Y el ala izquierda del PRD expresada por Cuauhtémoc Cárdenas llama a movilizar, junto a su propuesta de reforma que cuestiona la de Peña, pero su política pretende llevar la movilización a una consulta nacional concurrente con las elecciones del 1/Jul./2015.

Luchar contra la reforma con el paro nacional

Una consulta no basta para frenar el ataque. Son poderosos los sectores con los que EPN ha comprometido el petróleo: Estados Unidos, las grandes trasnacionales imperialistas y la gran burguesía nativa. El PRD intentará llevar el repudio popular contra la entrega de Pemex a una política impotente de recolección de firmas durante dos años, para terminar derrotado bajo las leyes burguesas, como ha ocurrido antes.

Las experiencias en la lucha ya vividas hoy pueden ayudarnos a definir el rumbo. Como la lucha contra la extinción de Luz y Fuerza, donde lamentablemente los compañeros electricistas no lograron recuperar sus instalaciones, ni su fuente de trabajo y tuvieron que realizar una desventajosa negociación con Gobernación años después y en otras condiciones. La estrategia de lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas fue la Resistencia Civil y Pacífica; en vez de promover el paro nacional y un movimiento nacional que tirara el decreto expropiatorio, buscaron una negociación con el gobierno acompañados de miles de amparos contra la imposición de CFE a los usuarios, pusieron las movilizaciones a expensas de esta política y presionados por la coyuntura electoral.

Por eso, para echar abajo la Reforma Energética y Educativa es fundamental desplegar la más amplia unidad de las organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles y populares. En primer lugar de los sectores que hoy están luchando como el magisterio democrático y los trabajadores de Honda. Para unir la lucha, es necesaria la convocatoria de estas organizaciones junto a las que se reivindican opositoras como la UNT o el Sindicato Minero a una Asamblea Nacional donde se discuta un plan de lucha unificado. Una instancia de organización democrática donde, con delegados rotativos y revocables con mandato de base de asambleas o comités por centro de trabajo, escuelas, fábricas, oficinas, etc., puedan organizar la lucha democráticamente. Este camino, que privilegia la lucha y la movilización, es opuesto a la estrategia de Resistencia Civil y Pacífica que impulsa AMLO. Por ello, desde la LTS, mientras llamamos a la más amplia unidad en la acción, proponemos una alternativa independiente que vaya más allá y que se ponga como perspectiva el impulso del paro nacional.

La unidad de los trabajadores y el pueblo en defensa de Pemex y la educación pública y gratuita exige una política independiente de las instituciones del régimen, los partidos y políticos patronales. Es necesario renacionalizar sin indemnización todos los sectores de la industria energética ya privatizados y que la paraestatal opere bajo control de sus trabajadores organizados democráticamente en alianza con el pueblo pobre.

Esto implica enfrentar a los charros del sindicato de Pemex (STPRM), que entregan los derechos de los trabajadores petroleros y avalan la propuesta del gobierno, para lograr la democracia sindical y la independencia del Estado.
Sólo la conducción, planificación y defensa de la paraestatal en manos de los trabajadores de Pemex puede garantizar una producción al servicio de la población trabajadora para que la renta petrolera de verdad esté al servicio de la educación, la salud, la alimentación y la cultura de las masas desposeídas del campo y la ciudad.

Los recursos para invertir en la industria energética deben surgir de desconocer la ilegítima deuda de Pemex y la deuda externa y de impuestos progresivos a las grandes fortunas. Racionalizando la explotación petrolera es que los trabajadores y el pueblo pueden definir un plan de investigación y desarrollo en energías renovables para terminar con la afectación ecológica que genera la explotación capitalista del petróleo.

Inicia la campaña de afiliación al Movimiento de los Trabajadores Socialistas
Construyamos una alternativa política de las y los trabajadores

Decenas de jóvenes y trabajadores, en escuelas, centros de trabajo y plazas públicas comenzaron la campaña de afiliación al Movimiento de los Trabajadores Socialistas que busca el registro como Agrupación Política Nacional. La Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) impulsa esta campaña explicando la imperiosa necesidad de que la clase obrera, las mujeres y la juventud tengan un instrumento político propio que les permita oponer su programa y sus intereses a los de los patrones, los empresarios, los burócratas y el gobierno.
Se dice que vivimos en una verdadera democracia, pero las restricciones son enormes para la participación política de las organizaciones de trabajadores, populares, estudiantiles, juveniles y de izquierda. Así, los trabajadores que vienen luchando contra la reforma energética y educativa, los jóvenes que se movilizan por educación y contra la antidemocracia del gobierno, las mujeres y la comunidad sexodiversa que luchan por su derecho a decidir y las organizaciones políticas que cuestionan el orden establecido deben enfrentar enormes restricciones y numerosos requisitos para poder registrarse como partido político o como Agrupación Política Nacional.
Esto muestra el verdadero carácter de esta democracia para ricos, que no garantiza el acceso a la educación, a la salud, a la vivienda y al trabajo.
Queremos lograr la legalidad política nacional como una herramienta más para llegar a los más amplios sectores de la población y presentarles una alternativa política a la que sustentan los partidos tradicionales, para que se oiga el clamor de todos los que protestamos contra esta situación. Para ello, necesitamos que nos apoyen en esta tarea, dándonos su aval democrático, para lograr las 5,000 afiliaciones que la ley vigente nos exige para otorgar el registro como Agrupación Política Nacional. Junto a ello los invitamos a discutir en sus centros de trabajos y escuelas el impulso del MTS, movimiento que ponga sus fuerzas para luchar contra la embestida del gobierno contra los trabajadores, las mujeres y la juventud









  • No hay comentarios para este artículo