La incansable lucha de los mineros de Frisco

26 Apr 2014 | En medio de una situación social convulsa, con ataques reaccionarios por parte del gobierno del “Nuevo PRI” y ante la aprobación de las reformas estructurales es que vemos nuevos ataques contra la clase trabajadora en todos los niveles. Tal es el caso de los mineros de la empresa Frisco, parte de Grupo Carso, cuyo dueño es el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, y se encuentra ubicada en el poblado de San Francisco del Oro, al sur del Estado de Chihuahua. Con una gran tradición, la localidad de San Francisco del Oro, se ha caracterizado por su riqueza minera con exploraciones que datan desde el siglo XVI. No obstante, es hasta la década de los 60´s cuando pasa a formar parte de la compañía Frisco S.A. parte de Grupo Carso. Se trata de una mina subterránea con poco más de 1200 trabajadores entre sindicalizados y precarizados.   |   comentários

Entrevistamos a Azel Alba, corresponsal del MTS en Cd. Juárez, Chihuahua

Tribuna Socialista (TS): ¿Cómo inició el conflicto en la minera?

Azel: El 15 de mayo de 2013, los 828 empleados de la sección 20 del sindicato minerometalúrgico de México SNTMMSSRM comenzaron una huelga para exigir pago de utilidades "justo" y aumento de sueldo, demandas que tardaron aproximadamente dos meses en resolverse.
La secretaria general de la sección 20 del sindicato minero, Rosa Rodríguez; René Quintana, delegado especial, y otras dos personas dialogaron con la empresa entre abril y mayo de 2013 sin llegar a un acuerdo, debido a que Frisco no cambió su postura.

JPEG - 11.1 KB

Los trabajadores dieron a conocer entonces que pretendían pagarles 10 mil pesos de reparto de utilidades (en 2012 recibieron casi 60 mil). Esta fue una de las principales inconformidades por las que el año pasado decidieron suspender actividades. Los sindicalizados concluyeron su protesta luego de aceptar una oferta de alrededor de 30 mil pesos por trabajador.

TS: ¿Cómo respondió la empresa y cuál fue la posición de los mineros?

Azel: A pesar de ello, la postura de la compañía ha sido la de presionar con despidos los dirigentes sindicales de la mina Frisco, dieron a conocer a los trabajadores que al menos 300 de ellos serán despedidos y que desde el miércoles 3 de abril se negocia la liquidación en la ciudad de México.
Durante la asamblea, celebrada la noche del martes 1 de abril después de que se anunció el recorte, los trabajadores dijeron estar preocupados y exigieron emplazar a huelga y tomar las instalaciones de la empresa para defender la fuente de empleo.

También se aprobó que seis dirigentes sindicales y comisionados elegidos en la asamblea viajaran ese miércoles a la capital del país para tratar de evitar que se despida a los sindicalizados.

Agregaron que no les han informado en qué áreas se recortará personal, pero trascendió que por cada 10 sindicalizados que la compañía despida hará lo mismo con un empleado de confianza.

La empresa, dijeron, únicamente notificó a los líderes del sindicato su decisión de finiquitar a por lo menos 300 empleados.

TS: ¿Qué conclusiones deja esta lucha?

La negociación aún continúa y ante los ataques de la patronal, ante los ataques capitalistas vemos que una vez más, son el paro y la huelga, las armas del proletariado para luchar por sus intereses. Resulta claro cómo el poder organizativo del sindicato minerometalúrgico de México SNTMMSSRM ha sido crucial desde el 2013 donde se luchó por recibir mayores utilidades que las que tenían previstas, así como aumentos salariales y como ahora los mecanismos de lucha como la huelga y la toma de las instalaciones serán vitales en el este nuevo periodo del conflicto para evitar el despido de los trabajadores.

Desde el Movimiento de Trabajadores Socialistas, nos solidarizamos con la lucha de los Mineros de Frisco, y creemos firmemente que ante la amenaza de despidos, se tomen las instalaciones y se expropie a los explotadores. ¡Ni un despido más!









  • No hay comentarios para este artículo