La clase obrera estira sus músculos

28 Apr 2013 | De dos cosas luna la otra es el sol los pobres los trabajadores no ven esas cosas su sol es la sed el polvo el sudor el alquitrán… Jacques Prevert*   |   comentários

En la primavera de 1886, el primero de mayo estalló una huelga en Estados Unidos. Su demanda: jornada laboral de 8 horas. En Chicago, la lucha fue más dura que en otras ciudades. La respuesta del gobierno y los industriales fue la represión más dura. Impusieron toque de queda, juzgaron a 31 trabajadores que participaron del conflicto, hallaron culpables a 8 y a 5 los condenaron a muerte. La joven clase obrera estadounidense lloró el asesinato de los mártires de Chicago. Pero conquistó la jornada de 8 horas.

Hoy, en muchos centros de trabajo de todo el mundo esta conquista, y otras, se han perdido. Intelectuales al servicio del capital repitieron hasta el cansancio que la clase obrera ya no existía. Y los hechos, día a día, demuestran lo contrario. Grandes fábricas producen partes en un país, en otro las ensamblan, en otro las distribuyen. Los hilos del capitalismo se enredan en una madeja interminable, que ya no puede separarse más. La consigna que comparten todos los empresarios del mundo es incrementar la explotación y la opresión, y para eso no escatiman medios. Con ayuda de sus aliados los charros dividen a los trabajadores entre precarios y de planta, nativos e inmigrantes, adultos y jóvenes, hombres y mujeres. Debemos terminar con esto para triunfar.

Y la clase obrera no está sola. En las calles aparecen sus aliados. El futuro se desvanece frente a la juventud y su presente se torna negro. Se suceden ataques a la educación, precarización laboral y represión. Pero los jóvenes no están dispuestos a dejarse avasallar. Irrumpen en las calles con energía, con rabia, con frescura. Son los estudiantes chilenos y los canadienses, los jóvenes indignados del Estado Español y los del YoSoy132.

Frente a los planes de hambre que quieren imponer en los cinco continentes, frente a la represión y los ataques de los empresarios y sus gobiernos, trabajadoras, trabajadores y jóvenes de todo el mundo están saliendo a las calles a luchar por sus derechos.

Alemania. Los trabajadores de Lufthansa iniciaron una “huelga de advertencia”, previa a las negociaciones salariales. Los maestros universitarios salieron a marchar contra la precarización laboral en las calles de Berlín.

Argentina. Los trabajadores de la fábrica de autopartes Lear están en lucha contra despidos arbitrarios, por el pase a nómina de todos los
obreros, y por el pago de un bono especial.

Bolivia. Se ha fundado recientemente un partido de trabajadores impulsado por la Central Obrera Boliviana.

Chile. Los trabajadores portuarios de Mejillones, que vienen de conquistar varias demandas con la lucha, paran en solidaridad con los de San Antonio.

Estados Unidos. Trabajadores de restaurantes de fast food como MacDonalds y tiendas, entre ellas Victoria’s Secret, salieron a la huelga: demandan aumento de salario a 15 dólares la hora.

Hong Kong. Finalizó una huelga de trabajadores portuarios. No obtuvieron sus demandas, pero la clase obrera continúa organizándose en el gigante asiático.

Nueva Zelanda. Trabajadores de Mercer Stainless (fábrica de productos de acero inoxidable) fueron al paro ante los intentos de la empresa de recortar prestaciones y vacaciones anuales.

Egipto. Trabajadores de distintos centros de trabajo, que participaron de huelgas y fueron despedidos unificaron sus reclamos: Ideal Standard, Titan Cements de Alejandría, y textiles de Mahalla exigen reformas a las leyes laborales que permiten el despido de trabajadores y la persecución a los sindicatos, dirigir inversiones al sector público y a los sectores de la economía que están paralizados, la estatización de las empresas privatizadas, el pago de salarios adeudados e incrementos al salario.

China. En Foxconn, la fábrica outsourcing más importante del mundo, el descontento de los trabajadores empieza a sentirse. Fueron a la huelga en la planta de la provincia de Huandong.

Italia. Miles de trabajadores protestaron frente al parlamento. Exigen más recursos para la ayuda social a más de 70,000 desempleados.
Togo. Los maestros salieron a la huelga por mejores condiciones de trabajo. Reciben apoyo de los estudiantes.

Sudáfrica. Trabajadores de Netcare, la mayor empresa privada de salud del país iniciaron una huelga nacional. Exigen aumento de salario de 11%, contra 7.2% que ofrece la patronal. Los maestros universitarios tomaron una medida similar.

Grecia. Este primero de mayo los sindicatos helenos irán a la huelga general contra el anuncio de despidos masivos de 15 mil empleados del estado. Allí mismo, en la región del Peloponeso, capataces de ultraderecha acribillaron una manifestación de 200 trabajadores rurales bangladeshíes que reclamaban que se les pagara su salario.

En nuestro país, hace pocos días, los trabajadores de Honda México fueron a la huelga. Exigen el pago justo de utilidades, y por el reconocimiento del Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda México. Y los maestros de Guerrero y Michoacán también se están movilizando, contra la reforma educativa.

¿Y qué pasaría si todas estas luchas se coordinaran? ¿Y si trabajadoras y trabajadores de distintos países se miraran a los ojos, y se reconocieran en los ojos de los otros? Se hermanarían en la lucha contra la explotación, ganarían fuerza, ganarían moral, serían invencibles. ¡La clase obrera es una y sin fronteras! debe ser parte del espíritu de este nuevo primero de mayo, cuando millones tomemos las calles de las ciudades de todo el mundo para defender nuestras conquistas y luchar contra los ataques de los gobiernos y los grandes empresarios. Ése será nuestro homenaje a los mártires de Chicago y a todos los trabajadores y las trabajadoras que dieron su vida por forjar un mundo sin explotación ni opresión.

…pero un día vendrá el sol verdadero

un verdadero sol duro que despertará el paisaje
demasiado blando

y los trabajadores saldrán

entonces verán el sol

el verdadero

el duro

el rojo sol de la revolución

y se contarán y se comprenderán

y verán que son muchos

y mirarán la sombra

y reirán

y avanzarán

el capital querrá por última vez impedirles reír

y lo matarán…

Jacques Prevert*

* Poema “Paisaje cambiante”.









  • No hay comentarios para este artículo