La UNT: más cerca de Los Pinos y más lejos de los trabajadores

14 May 2014   |   comentários

Iván, trabajador de teléfonos

El gobierno está profundizando los planes contra los trabajadores. La ofensiva se centra en los sindicatos liquidando sus conquistas e intentando desarticulados, al mismo tiempo que facilita más las ganancias de los patrones y fortalece los mon-opolios, como lo demuestra la nueva ley de telecomunicaciones. Por lo que el Primero de Mayo exigía llevar a cabo una gran movilización donde la combatividad de los trabajadores y sus organizaciones marcharan unidas con un plan único de lucha por sus demandas.

JPEG - 39.9 KB

Pero la dirección de la UNT levantó una política totalmente opuesta a una salida independiente y combativa que fortaleciera a los que resisten la ofensiva antiobrera. Días antes del 1° de Mayo, la dirección de la UNT (encabezados por Francisco Hernández Juárez y Agustín Rodríguez) acudió a Los Pinos con el presidente Peña Nieto para tener una plática “cordial” con el máximo representante de los patrones y sus planes hambreadores. Las declaraciones del dirigente del STUNAM conocido por aceptar aumentos salariales de miseria para sus agremiados y los ataques al contrato de trabajo del STUNAM, dijo posteriormente que espera” construir acuerdos en beneficio de los trabajadores del país. A pesar de esto, miles y miles de trabajadores organizados en los sindicatos nucleados en la UNT se movilizaron y mostraron, en los meses previos (como en Telmex o en STUNAM) querer luchar contra las reformas.

Las bases de la UNT saben que no se puede convencer a Peña Nieto de que no implemente las reformas. El mismo que entrega la renta petrolera a las trasnacionales y socios mexicanos y provocará despidos masivos en Pemex y que en acuerdo con los patrones fija topes salariales miserables. Por eso, es que los trabajadores organizados en la UNT junto a otros como los electricistas deben luchar en las calles y organizarse de manera independiente.

Las bases marchando y la dirección… con Peña Nieto

No conforme con ello, el dirigente de los telefonistas, Hernández Juárez, asistió al acto oficial del 1° de mayo en Los Pinos (junto a los traidores de la CTM, CROM, COR y FSTSE) legitimando así una acto oficial que tiene como finalidad asegurar a los patrones y al imperialismo yanqui, la aplicación de una política laboral y salarial que garantice las ganancias de los empresarios y la entrega del país. Ninguna organización que se reclama opositora a la política laboral del gobierno puede justificar este tipo de relación (“cordial”) con estos enemigos de los trabajadores.

Estos dirigentes (que se quejaron de que Zedillo y los gobiernos panistas no quisieron reunirse con esta central) buscan ser “interlocutores” ante el gobierno, buscando diálogos con los patrones pero de manera “crítica”.
De ser así, es una política totalmente contraria a los intereses de la clase trabajadora y no tiene nada de opositora.

Fue tan evidente esta política colaboracionista del principal dirigente de la UNT, que la Alianza de Tranviarios planteó la posibilidad de romper con esta central. Frente a la orientación reaccionaria de la UNT, es necesario que sus agremiados luchen contra las reformas estructurales en forma independiente de todos los partidos del Congreso.









  • No hay comentarios para este artículo