La JASyR por la construcción del MTS

23 Oct 2013   |   comentários

Flora, de la JASyR de la FCPyS

Después de la crisis capitalista inaugurada en el 2008, vimos una histórica oleada de movilizaciones que recorren el globo, destapando un clima de inestabilidad y demostrando que hay millones de trabajadores y jóvenes dispuestos a frenar la descarga de la crisis sobre sus espaldas. El papel de la juventud en estos procesos se muestra fundamental: una juventud sin miedo que sale por miles a las calles y cuestiona los regímenes políticos, y que en el caso de México se expresó denunciando el fraudulento regreso del PRI a la presidencia.

JPEG - 113 KB

La Juventud Anticapitalista Socialista y Revolucionaria (JASyR) nace con la intención de aglutinar, por ejemplo, a los jóvenes que se plantean sacar lecciones del movimiento #yosoy132 así como para sumar a sus filas a jóvenes trabajadores y estudiantes excluidos de la universidad. La JASyR busca plantear una alternativa de militancia revolucionaria que, en una escalada de subjetividad, se proyecte con una perspectiva combativa y anticapitalista.
Los planes del régimen encabezados por el Pacto por México siguen su curso y son cada vez más resentidos entre la población. Un escenario laboral de precarización, al que la juventud se enfrentará, es pronosticado por una reforma laboral que arrebató los derechos conquistados a través de luchas de décadas. La reforma educativa que busca quebrar al sindicato más grande de América Latina, cuya militancia de base y democrática organizada en la oposición a nivel nacional ha encabezado jornadas de paralización de los centros neurálgicos de la ciudad de México y de otras ciudades del país, contra los planes del régimen político. La reforma energética que significa un avasallador avance en la entrega y subordinación hacia el imperialismo y apunta al recorte de gastos sociales que hoy son cubiertos con las ganancias del petróleo, así como una reforma hacendaria anunciada para aumentar impuestos al pueblo trabajador. Todo esto en coordinación con una campaña de criminalización y represión a la protesta social, enmarcada en la derechización del régimen perredista en el DF, que muestran un atentado contra las garantías democráticas como la libre expresión y asociación. Y donde la juventud ha sido la principal golpeada, lo cual también se expresa en las universidades, con la reactivación de la persecución institucional y el accionar de los grupos porriles.

Sin embargo, hoy cada vez es más evidente entre los diferentes sectores el ánimo de salir combativamente a frenar las reformas estructurales. Como hace el magisterio encabezando la lucha contra la reforma educativa que conquista cada vez más el carácter nacional y una juventud que, con jalones de recomposición del movimiento estudiantil, es capaz de salir por miles a su lado en un amplio movimiento democrático. Se muestra que el fenómeno de politización en la juventud continúa y se profundiza, y que la sensibilidad para forjar la unidad obrero estudiantil esta presta a ser potenciada.

Bajo este panorama, hoy para la JASyR cobra mayor vigencia y premura la necesidad de impulsar un proyecto superior, poniendo nuestra energía y espíritu de lucha para levantar una juventud revolucionaria de miles, que pelee contra los planes del capitalismo y se prepare para destruirlo. Es a partir de esto que bajo una jornada de discusiones llevadas a cabo en las plenarias anteriores, donde decenas de nuevos compañeros han sido integrados, la JASyR ha decidido hacerse parte del proyecto para poner en pie una nueva organización política nacional, socialista y revolucionaria, el Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS). Esto, considerando que los planes del régimen avanzan y los trabajadores junto a la juventud necesitamos una herramienta política propia que nos permita desplegar una estrategia que se juegue a vencer. Para ello es necesario retomar los métodos de lucha de los trabajadores como la huelga general y el paro nacional, además de generar organismos que permitan la discusión amplia y democrática, como es característico de la tradición de lucha estudiantil en nuestro país, mostrado en 1968 y 1999.

Vemos en el MTS la oportunidad de impulsar una organización que aglutine a lo más avanzado de la juventud y la clase trabajadora, posibilitando el acercamiento de los miles de jóvenes que nutren las filas del trabajo precario. Por eso planteamos que el movimiento estudiantil solo no podrá dar un golpe real hacia el régimen capitalista, sino que se requiere que los trabajadores en alianza con el campesinado y el pueblo pobre, encabecen esta lucha.
Queremos poner en pie una organización nacional que se dote de un programa al servicio de los intereses históricos de los trabajadores, el pueblo y la juventud, que luche contra los planes antipopulares que hoy pintan un futuro cada vez más obscuro para la juventud, a la militarización que es la máscara de miles de juvenicidios y al imperialismo que nos impone los planes de las grandes potencias capitalistas y que saquea nuestros recursos naturales, desmantelando nuestras condiciones de vida.

La JASyR se apuesta a nutrir el MTS con jóvenes que peleen consecuentemente hasta el final, que lejos de institucionalizarse o adaptarse, sean capaces de retomar el legado histórico del marxismo revolucionario, que consideramos invaluables lecciones para la acción y la estrategia revolucionaria, y que en una perspectiva internacional haga eco del papel histórico que hoy la juventud ha demostrado alrededor del mundo en la lucha de clases.

JPEG - 230.3 KB








  • No hay comentarios para este artículo