VIDA PARTIDARIA

LA LUCHA POR UN PARTIDO POLÍTICO SOCIALISTA Y DE LOS TRABAJADORES

15 Aug 2013   |   comentários

Pablo Oprinari

En días pasados, la LTS realizó una plenaria de su militancia donde resolvimos un importante giro político. Después de la represión del 10/6, ante la cual la LTS, junto a agrupaciones hermanas como la JASyR y Pan y Rosas, propuso una importante campaña en defensa de los presos a la que se sumaron organizaciones y personalidades a nivel nacional e internacional, iniciamos la discusión sobre cómo acelerar la construcción de una organización revolucionaria nacional. En México, después de la crisis de las corrientes que se reclamaban revolucionarias en los 80 (como el PRT o el POS) no existe un partido político de la izquierda socialista y revolucionaria. En el caso de aquellos grupos que tienen ya décadas de existencia hay que decir que mientras algunos están subordinados a las burocracias reformistas o al PRD o AMLO, otros no lograron una influencia importante entre los sectores juveniles más avanzados.
Nuestra organización, que emerge como referente para jóvenes y trabajadores, asume el desafío de poner en pie una organización socialista y revolucionaria de los trabajadores. Como ya planteamos, lejos de la autoproclamación, opinamos que eso vendrá tanto de la fusión con la vanguardia obrera y juvenil, como de la posible confluencia con colectivos y militantes que se reclaman socialistas revolucionarios en México, a través de un proceso de discusión y acción en torno a una estrategia y un programa común, nacional e internacional.
Pero, para eso, es necesario revolucionar la práctica política y dejar atrás la marginalidad de las pequeñas sectas, desplegando una nueva orientación. Nuestra organización constató que tenemos nuevas fuerzas organizadas para llevar adelante esta tarea, y que junto a quienes ya decidieron militar en la LTS, hay gran cantidad de jóvenes y trabajadores que participan de los agrupaciones hermanas.

JPEG - 1.1 MB

Nuestra plenaria aprobó la idea de que, para eso, debemos combinar la construcción partidaria “por abajo” -para lo cual resolvimos abrir nuevos círculos de nuestra organización-, seguir interviniendo en la lucha de clases allí donde tengamos oportunidad, junto a conquistar un lugar como organización política nacional, que aspira a construirse como un partido con influencia en sectores más amplios de la vanguardia obrera y juvenil.

LA LTS Y EL REGISTRO COMO APN

En ese sentido, una de las resoluciones es buscar el registro como Agrupación Política Nacional. En la plenaria discutimos que las restricciones de esta “democracia para ricos” obstaculizan que las organizaciones obreras y socialistas tengan derechos políticos y participen de los procesos electorales, utilizando esa tribuna –que es propia de la burguesía– con el fin de propagandizar las ideas revolucionarias en el movimiento de masas.

Esto se da en un contexto signado por el desprestigio de la “democracia para ricos”, expresión del cuestionamiento que, en muchos países, sufren los partidos de la burguesía. Y, a la par, por el cercenamiento de las libertades, como expresa el ataque a los derechos de la diversidad sexual, los feminicidios, y la criminalización de la juventud y la protesta social.

En este marco, la LTS resolvió varias medidas. Por una parte, una campaña contra las restricciones político-electorales, exigiendo plenos derechos políticos y democráticos para todas las organizaciones socialistas, obreras y populares que lo quieran. Esto, como parte del impulso de un gran movimiento contra la militarización, los feminicidios y en defensa de los derechos democráticos, que incluye, por ejemplo, cuestiones como la lucha por el aborto libre, seguro y gratuito, la legalización de las drogas, entre otras.

A la vez, desde la LTS impulsaremos una actividad constante por el registro de nuestra organización como APN. Aunque es una tarea difícil debido a los enormes requisitos del IFE, llamaremos a los trabajadores, jóvenes, intelectuales y sectores populares a apoyar, mediante su afiliación, este derecho democrático elemental, para quebrar las trabas de esta “democracia para ricos” y que una organización conformada por trabajadores y jóvenes tenga su registro político. Así lograríamos que esto no sea monopolio de los partidos de la patronal.

En la plenaria se dio una rica discusión respecto a cómo la Fracción Trotskista utiliza los procesos electorales. Y, en particular, la actividad de Raúl Godoy, como diputado provincial del Frente de Izquierda y los Trabajadores de Argentina, un ejemplo de una actividad revolucionaria en el parlamento, denunciando a la casta corrupta de los políticos patronales. Discutimos que, aunque el registro como APN no nos permita hoy participar en las elecciones, es parte de una orientación para emerger como una organización política nacional, aprovechando todos los resquicios de la democracia burguesa. Pero que, lejos de las experiencias electoralistas del pasado, nosotros consideramos que el escenario central de construcción de una organización revolucionaria es la lucha de clases, y nuestra estrategia es la insurrección proletaria y la toma del poder por los trabajadores.

POR UNA GRAN ORGANIZACION SOCIALISTA Y REVOLUCIONARIA

La plenaria discutió esta orientación específica como parte de las tareas para acelerar la construcción de una organización socialista a nivel nacional. En ese sentido, impulsaremos una campaña de agitación y de propaganda, explicando la imperiosa necesidad de que la clase obrera y la juventud tengan un instrumento político propio; una herramienta de clase que les permita oponer su programa y sus intereses a los de los patrones, los empresarios, los burócratas y el gobierno. Bajo esa perspectiva es que llamamos a los trabajadores y jóvenes combativos a sumarse a esta tarea, integrándose a las agrupaciones juveniles y de trabajadores en las que participamos, y organizándose en nuestras filas, en torno al programa y la estrategia del marxismo revolucionario. Con los jóvenes que enfrentaron el ascenso de EPN y nutrieron el #YoSoy132 y otros movimientos de resistencia, con las mujeres que luchan contra el feminicidio y la trata, con las y los trabajadores que en escuelas, fábricas y centros de trabajo quieren organizarse contra la patronal y la burocracia charra, queremos abrir esta discusión, e invitarlos, desde ahora, a ser parte de la construcción de una gran organización política de los trabajadores y la juventud combativa.
Una de las resoluciones de la plenaria fue, también, abrir nuevos círculos de nuestra organización, y sumar a nuestras filas a todos aquellos dispuestos a militar en el trotskismo.

Junto a ello, continuaremos invitando a grupos, colectivos y organizaciones de distintos estados a discutir la estrategia y el programa -nacional e internacional- para luchar por la revolución socialista.









  • No hay comentarios para este artículo