Ante la represión del 10/6 y la criminalización de la protesta social

IMPULSEMOS LA MOVILIZACIÓN CONTRA LA REPRESIÓN DE MANCERA Y EL GDF

16 Jul 2013   |   comentários

El 10/6, el Gobierno del DF (GDF) lanzó una brutal represión sobre la movilización que históricamente recuerda el “halconazo” de 1971, deteniendo a 22 jóvenes, entre los cuales estaban 5 militantes de la LTS y de la Juventud Anticapitalista, Socialista y Revolucionaria. Si en el ‘68 utilizaban el cargo de “disolución social”, ahora apelan al infame artículo 362, con cargos como “ataques a la paz pública”, con lo que buscan justificar estas detenciones arbitrarias.

El GDF, con el policía Mancera a la cabeza, le hace el trabajo sucio al PRI. Ésa es la cláusula secreta del Pacto por México: el PRD no sólo es cómplice del PRI y el PAN en las infames reformas educativa y laboral, sino que, allí donde gobierna, instrumenta la represión. Para garantizar la “paz social”, deben criminalizar la protesta social y a la juventud, limitando al extremo el derecho a la libre manifestación.

JPEG - 68.1 KB

Una amplia campaña democrática para liberar a los presos

El 12/6, el MP se vio obligado a liberar a 15 de los 22 detenidos (aun sujetos a investigación, “bajo reservas de la ley”), y los otros 7 compañeros fueron liberados bajo caución el 17/6; todo esto fue resultado de un amplio movimiento que surgió exigiendo su libertad.

Desde la LTS, la JASyR y Pan y Rosas impulsamos una amplia campaña democrática. La misma logró miles de firmas de apoyo en el país y el mundo (ver recuadro), con la participación de la corriente de la cual forma parte la LTS, la FT-CI, que impulsó acciones de solidaridad frente a consulados y embajadas. En el país, personalidades de la cultura, intelectuales y académicos (como Adolfo Gilly), sindicatos, organizaciones de derechos humanos, políticas y sociales se unieron al clamor de libertad a los detenidos.

Varios medios de comunicación comenzaron a darle espacio a la voz de los padres de familia y los presos políticos. Mientras tanto, se realizaron movilizaciones –como la del 11/6- exigiendo la libertad inmediata y anunciando que no cejaríamos de luchar por su libertad.

Esto se hizo a la par que la defensa legal –como la que llevó adelante la Liga 1 de diciembre, en la cual participan Juan de Dios Hernández Monje y los abogados de la LTS–demostró la arbitrariedad de las detenciones, exigiendo la liberación sin caución de los defendidos.
Ante esto el GDF tuvo que retroceder. Quiso evitar que el clamor nacional e internacional catapultara un amplio movimiento en las calles, lo cual tendría un mayor costo político, acrecentando su desprestigio. Fue esta amplia campaña y el llamado a impulsar la movilización hasta arrancarlos de la cárcel, lo que explica que el GDF haya liberado a los compañeros.

Continuemos la lucha contra el artículo 362 y las medidas represivas del GDF

Queremos enfrentar esta ofensiva represiva sobre los que luchan: para eso hay que profundizar esta campaña de forma unitaria y amplia, sumando a organizaciones sindicales, sociales, y políticas. Ése es el camino para derrotar la represión y el ataque a las libertades democráticas. Y es también la lección de otros movimientos de lucha; como hicimos en el año 2000, cuando más de 100,000 personas en las calles, aunado a pronunciamientos nacionales e internacionales, obligaron al gobierno de Zedillo a liberar a la mayoría de los presos políticos de la UNAM.

En el activismo y la juventud existe sin duda una discusión que cruza la orientación para enfrentar la criminalización de la juventud y la protesta social. Nosotros consideramos que hay que resolver democráticamente todos los pasos a dar, y asumir una orientación amplia para sumar a la lucha a todos aquellos que repudien la represión. Una orientación que deje de lado todo sectarismo y la supuesta “estrategia” de realizar “acciones directas” aisladas que no estén sustentadas en una movilización real, y que se vuelven directamente en contra de nuestra propia lucha. Desde la LTS –con la autoridad que nos da tener ex presos políticos y sufrir directamente la represión– llamamos a que todas las acciones que se llevan adelante en las movilizaciones se discutan democráticamente. Ése es el método del movimiento obrero en lucha y del movimiento estudiantil, que sujeta a las decisiones de asamblea todos los pasos a dar.

Nos oponemos a quienes llevan adelante acciones descolgadas de la movilización y de la decisión de las bases, imponiéndole al movimiento una orientación política que descansa en acciones supuestamente “directas” que no tienen ningún apoyo real, y que por eso sólo pueden debilitar una orientación que apueste a desarrollar la más amplia movilización contra la represión y la criminalización de la juventud y la protesta social.

Hoy tenemos por delante impulsar un gran movimiento contra el artículo 362 y la criminalización de la protesta social. Desde la LTS llamamos a impulsar una coordinación contra la represión, que discuta democráticamente un plan de acción y cómo incrementar el frente único de los que repudian y luchan contra el ataque al derecho a la libre manifestación impulsado por el policía Mancera. Es fundamental que se sumen a esta tarea las organizaciones de derechos humanos, democráticas, sociales, populares, estudiantiles y políticas, así como los sindicatos y las corrientes sindicales democráticas, y los cientos de personalidades, periodistas, intelectuales, académicos y profesores que se pronunciaron contra la represión del 10/6. Hay que desarrollar la organización y la movilización para frenar la ofensiva represiva del GDF y la criminalización de la juventud y la protesta social.

¡Desprocesamiento de todos los presos políticos del 10/6! ¡Abajo la represión del policía Mancera, su reaccionario Código Penal del DF y el 362! ¡Por la disolución de los cuerpos represivos y del infame “cuerpo de Granaderos”! ¡Por la más amplia movilización en las calles contra la represión y la criminalización de la juventud!









  • No hay comentarios para este artículo