Aumento temporal del techo de la deuda en EE.UU.

Grietas en el imperialismo estadounidense

24 Oct 2013   |   comentários

Bárbara Funes

JPEG - 217.7 KB

Luego de 16 días de paralización del gobierno por la crisis fiscal, el pasado 17/10 la Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses acordaron elevar el techo de la deuda externa de ese país, que hasta ese momento ya alcanzaba 70% de su producto bruto interno. China –que posee 20.4% de la reserva mundial en dólares–, Japón –dueño de 20.2%– y el Reino Unido –tenedor de 12.4%–, los principales acreedores del imperialismo estadounidense, presionaron para cobrar sus bonos del tesoro.
Según Claudia Cinatti y en relación a las últimas semanas, “El partido republicano, bajo la influencia del Tea Party –una fracción minoritaria de extrema derecha que sostiene un programa neoliberal a ultranza basado en la baja de impuestos y la no intervención estatal en la economía- exigía para aprobar el presupuesto que el gobierno retrocediera de implementar la reforma del sistema de salud, que es presentado como uno de los principales logros de la administración demócrata. A pesar de que esta reforma, conocida como Obamacare, favorece a las aseguradoras privadas ya que obliga a toda persona a contratar una cobertura de salud, y de ninguna manera implica el establecimiento de un sistema de salud pública universal; el partido republicano, y en particular el Tea Party, la califica de “socialista” y tiene como una de sus principales banderas la lucha contra este sistema de salud. El intento de los republicanos de derrocar la nueva legislación sobre la prestación de salud por la vía de la presión y el chantaje parlamentario, después de haber perdido alrededor de 40 votaciones en el Congreso y las elecciones presidenciales de 2012, muestra la decadencia de esta democracia imperialista, basada en un sistema bipartidista al servicio de los distintos lobbies empresarios.” (1)
El FMI y el Banco Mundial en su reunión anual de otoño exigieron a los congresistas estadounidenses que lleguen a un acuerdo para elevar el techo de la deuda de su país, ya que la entrada en cesación de pagos puede ser devastadora para la economía mundial. Fueron escuchados. El déficit originado en la reducción gradual de impuestos a los más ricos, práctica establecida desde el gobierno de Ronald Reagan, en el gasto en la “defensa” del vecino del norte y los programas de rescate a los grandes bancos y financieras, será compensado con un aumento de los préstamos directos e indirectos que pedirá EE. UU. Así, el gobierno de Obama parece haber alcanzado una breve tregua en el terreno fiscal hasta el 15/12 próximo, último día en que el gobierno recibirá fondos, y elevará el techo de la deuda hasta el 7/2/2014.

Bipartidismo republicano y demócrata: ¿en crisis?

Sin embargo, más allá del acuerdo reciente, esta crisis fiscal puso de nuevo en evidencia una crisis en las alturas, y los republicanos mucho han contribuido en debilitar al gobierno de Obama. La crisis fiscal se develó como crisis de gobernabilidad. A su vez, distintos analistas señalan que el partido republicano ha perdido esta batalla, y que la opinión pública estadounidense tiene una visión negativa de su accionar. El cierre del gobierno estadounidense provocó una pérdida equivalente a 24 mil millones de dólares a su economía, que repercutirá en un menor crecimiento de su PBI en el último trimestre del año.
A pesar de sus disputas, en lo que están de acuerdo republicanos y demócratas es en que los costos de la crisis en curso la paguen los trabajadores y el pueblo estadounidense, que serán quienes, en el mejor de los casos, sufran descuentos salariales y no podrán acceder a los programas de asistencia alimentaria por la parálisis gubernamental. Esto plantea muy claro la necesidad que tiene la clase obrera estadounidense de forjar una organización política que bajo una perspectiva de independencia de clase, luche por defender sus intereses, y los intereses de los sectores oprimidos de la sociedad: los afroamericanos, los migrantes, las mujeres, la comunidad sexodiversa y los pueblos originarios.

 [1]

[1Claudia Cinatti: “El gobierno de Estados Unidos paralizado”, en http://www.ft-ci.org/EE-UU-5?lang=es.









  • No hay comentarios para este artículo