PRONUNCIAMIENTO ANTE EL ASESINATO DE MARISELA ESCOBEDO Y SUSANA CHÁVEZ EN MÉXICO

FIRMA LA CAMPAÑA INTERNACIONAL CONTRA LOS FEMINICIDIOS

18 Jan 2011   |   comentários

  • Mitin en DF 15/1/2010

Suma tu adhesión y ayúdanos a difundir este pronunciamiento unitario
Pongamos en pie una gran campaña unitaria internacional

panyrosasmexico@gmail.com

Envía tu firma y difunde esta campaña internacional

En México los feminicidios se han incrementado bajo el gobierno de Felipe Calderón. La inmensidad del problema no es resultado de la violencia o el crimen organizado en general, sino de un estado con altos niveles de impunidad, donde los derechos de las mujeres está entre las últimas prioridades.

La muestra son las más de 10 mil mujeres y niñas asesinadas los últimos 10 años. Los 22 millones de mujeres mayores de 14 años que realizan trabajos no remunerados. Miles sin acceso a la salud, con el 60 por ciento de las mujeres que trabajan sin seguridad social. Las 120 mil mujeres y niñas violadas cada año. Con 8 de cada 100 mujeres sin saber leer ni escribir. El reclutamiento de cientos de mujeres y niñas a redes de trata y prostitución. Las mujeres además enfrentan la criminalización del aborto en 17 estados del país con penas que llegan hasta los 35 años de prisión.
El narcotráfico ha sido el pretexto del gobierno para militarizar el país. Y trajo con esto un aumento inaudito de la impunidad, violaciones a los derechos humanos, horas de enfrentamiento a mitad de calle, detenciones ilegales, hostigamiento sexual, civiles asesinados y desapariciones a luchadores sociales en algunos estados del país, toques de queda, entre otras consecuencias para la población.

Ya antes los feminicidios eran una tragedia, las cifras únicamente en Ciudad Juárez de 1993 a 2002 alcanzaban los 413 asesinatos de mujeres y niñas. Tan solo en 2010 Chihuahua sumó 446 muertes más, en el que coincidentemente es el estado más militarizado y violento del país.
Los altos niveles de impunidad son la base de los feminicidios. El sistema judicial esta plagado de prejuicios machistas en sus leyes y marcado por la indolencia y el desprecio de muchas autoridades hacia los crímenes de mujeres.

Fue en los tribunales donde en 2008, Catalina Ochoa, una de los tres jueces que liberó en 2010 al asesino confeso de Rubí Marisol Frayre, dirimió los cargos contra un asesino múltiple de mujeres en el conocido caso de Campo Algodonero, y resolvió su absolución.
Mientras tanto, los familiares de las víctimas, que toman en sus manos la investigación, han sido criminalizados, perseguidos y asesinados (como el caso del cuñado de Marisela Escobedo).
Pero en las cárceles del país tortura a presos (como hacía la directora de un penal en Torreón), se prostituye a presas (Penal de Santa Martha), se dan permisos para salir de noche, se dan fugas masivas, se encarcela a curas pederastas sólo los fines de semana (caso Laurencio Pérez en Guanajuato).

Por eso, denunciamos que la tragedia que hoy se cierne sobre las mujeres en México obedece entre otras cosas a la impunidad y complicidad de las autoridades.

Los últimos tres años se han cometido dos mil 50 asesinatos de mujeres y niñas, en 18 estados del país, según las cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Contra las declaraciones del gobernador Enrique Peña Nieto, quien niega los feminicidios en el Edomex, esta entidad alcanzó 922 asesinatos de mujeres registrados entre 2005 y 2010 y 9 de cada 10 asesinatos de mujeres permanecen sin castigo.

A un mes del crimen de Marisela Escobedo en Ciudad Juárez, sin un solo detenido, fue asesinada Susana Chávez, el 6 de enero, quien también fue parte activa en la lucha contra los feminicidios. Con ella suman tres las defensoras de derechos humanos asesinadas en Chihuahua en un año.

Por todo esto, nosotras (trabajadoras, desempleadas, estudiantes, amas de casa, activistas, feministas, lesbianas feministas, defensoras y de la lucha anticapitalista), mujeres de América Latina y el Caribe que nos solidarizamos con nuestras hermanas mexicanas y todo el pueblo trabajador y pobre del país, queremos poner en pie una gran campaña unitaria de las organizaciones de mujeres, feministas, de la disidencia sexual, lesbianas, comisiones sindicales de mujeres, organismos de derechos humanos, estudiantiles y obreros, para que se oiga nuestra voz que reclama:

• ¡Alto a los feminicidios! ¡Ni una muerta más!

• ¡Basta de violencia contra la mujer!

• Solidaridad con Nuestras Hijas de Regreso a Casa y con todas las activistas, feministas y luchadoras de Chihuahua. Alertamos a las organizaciones defensoras de derechos humanos, quienes pueden velar efectivamente por su seguridad.

• ¡Repudiamos el asesinato a Marisela y Susana y exigimos el juicio y castigo para los responsables y la detención inmediata y definitiva de Rafael Barraza!

• ¡Alto a la represión de activistas en el país!

• ¡Alto a la militarización! ¡Exigimos al gobierno que retire inmediatamente
las tropas de todo el país!

• ¡Destitución, juicio y castigo a los jueces y autoridades implicados en negligencias en casos de feminicidios!

• ¡Por una comisión independiente integrada con mujeres destacadas en la lucha contra los feminicidios y los derechos humanos y con familiares de las víctimas!

• ¡Apertura y reapertura de todos los expedientes donde hay implicados asesinos de mujeres!

panyrosasmexico@gmail.com

Envía tu firma y difunde esta campaña internacional

México: Agrupación de mujeres Pan y Rosas. Justicia para nuestras hijas, Chihuahua. Francesca Gargallo, feminista y escritora. Humberto Robles, dramaturgo, guionista y activista de derechos humanos. Dra. Lucía Melgar, académica e investigadora del PUEG, UNAM. Liga de Trabajadores por el Socialismo. Contracorriente. Decidir, Coalición de Jóvenes por una Ciudadanía Sexual. Coalición de Jóvenes por la Educación y la Salud Sexual (COJESS). Juventud Trabajadora Barricada. Gabriela Delgado Ballesteros, Investigadora IISUE-UNAM. Elena de Forencia, Red de Mujeres Convergencia 8 de Marzo, Morelos

Roman Pérez. Trabajadores por la unidad VW de mx, Colectivo de trabajadores democráticos de Puebla. Secretario General del Sindicato Democrático de Trabajadores de la Procuraduría Social del DF. Lic. Martha Figueroa Mier, grupo de Mujeres de San Cristobal de las Casas. Denise Alamillo, activista social de Monterrey. Alejandro César Argueta Paz, Colegio de Ingenieros de Audio. Fernando Hernández, reportero. Hiram Molina Guerrero, dramaturgo. Eva Capece Woronowicz, Socióloga (México-Argentina). Martha Isabel Robledo Castillo, abogada. Guadalupe Caro Cocotle, UNAM. Rossella Bergamaschi, UAM. Edilberto Bautista. Federico Ignacio Weinhold. Eduardo Sarmiento G, filósofo mexicano. Paula Regueiro Noriega - Grupo de Educación Popular con Mujeres. Marina Duque Mora, Monterrey. Alejandro Gálvez Cancino, profesor de la UAM y la UNAM. Carolina Ballesteros. Patrick Cuninghame, académico e investigador de la UAM. Gabriela Huerta Tamayo, seminario de Feminismo, UACM. Comité de Resistencia Clasista, organización trabajadores revolucionarios de Nuevo León. Teresa Grajales, Puebla. Muriel Salinas Calmecac, Taxco. Rosana Meireles, feminista autónoma, (Brasil-México). Guadalupe Caro Cocotle, UNAM. Gabriela Delgado Ballesteros, Investigadora IISUE-UNAM. Ricardo J. Solís Herrera, colectivo Mackandal, UNAM. Rossana Inés Castellanos Oliveros. Mtra. Leticia Guzman Palacios, Universidad Autónoma de Querétaro. Elena de Forencia, Red de Mujeres Convergencia 8 de Marzo, Morelos. Guillermo Estrada Ruelas, Baja California. Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa. Ana María Hernández Cárdenas, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y La Equidad Oaxaca. Federico Campbell Peña, periodista especializado en temas internacionales. Angela García, Cladem México. Víctor Raúl Prieto Martínez, trabajador INEA, Estado de México. Colectiva degeneradas, Agrupación de mujeres jóvenes feministas, Querétaro. Alejandro Cornejo Rodríguez. Soledad Jarquín Edgar, periodista. Carmen García Bermejo, periodista. Zwuany Castro, estudiante UNAM. Pilar Jaime González. Adela Cedillo. Micaela Cruz Lázaro. Araceli Hernández Cruz. Maricela Hernández Cruz. Ulrike Keyser Ohrt. Xochitl Leyva Solano, Chiapas

Argentina: Agrupación de Mujeres Pan y Rosas. Andrea D’Atri, Escritora y fundadora Pan y Rosas Argentina. Claudia Lupardo, trabajadora de la educación, La Pampa. Darío Acosta, estudiante de Córdoba. Paula Daniela Fernandez Hellmund, Universidad Nacional del Sur. Olivera Silvia Argentina, grupo Las lilith, feministas de Tucumán. Blanca Morales. Selma Beraud. Adriana Meza

Brasil: Agrupación Pan y Rosas, Diana Assunção, diretora do Sindicato de Trabalhadores da USP – Sintusp. Mazzei Nogueira UFSC. Simone Mariana Martins dos Santos, profesora.

Cuba: Laura Pollan. Gisela Delgado

Perú: Demus-Estudio para la defensa de los derechos de la mujer

Nicaragua: Pascual Ortells, Fundación Nimehuatzin. Consejo Latinoamericano y del Caribe de ONG con servicios en SIDA, LACCASO

Venezuela: Livia Vargas González, profesora universitaria

Estados Unidos: Dorinda Moreno, California. CAS-LASA mailing list. Sonia Ticas, Oregon. Professor Arturo Arias, university of Texas at Austin, Dept. of Spanish and Portuguese

Estado Español: Andrea Curull Oliete, DNI: 53089762N. Diego Jesús, Rejón Bayo Secretario Acción Sindical FESIM-CGT. Ifigenia Martínez. Margarita Peña. Christiane Nolte

País Vasco: María Jesús Sarrionandia Uribelarrea

Italia: Silvia Santarelli, Torino ITALY

Francia: Francesca Rosati Freeman, Yuridia Iturriaga









  • No hay comentarios para este artículo