Entrevista a las ex trabajadoras de la “Exportadora de pantalones, S.A. de C.V.” de Tehuacán, Puebla

Ellas, trabajadoras de la maquila, también son 132

19 Jul 2012   |   comentários

El movimiento juvenil denominado #YoSoy132 ha logrado trascender los límites del espacio estudiantil y universitario. Su voz llegó hasta Tehuacán, Puebla. Ahí decenas de trabajadoras de la maquila vieron con agrado la irrupción de miles jóvenes en las calles.

JPEG - 46.5 KB

Son las extrabajadoras de la fábrica “Exportadora de Pantalones S.A. de C.V.”, quienes desde hace más de un año mantienen una batalla legal por su despido, el cual, afirman, fue injustificado. Hace unos días se adhirieron al movimiento #YoSoy132 mediante un comunicado en redes sociales.

“Nos impactó verlos unidos y que luchan ellos como jóvenes. Nos pareció muy bueno saber que están luchando por exigir el derecho a que todos tengamos información, porque así podemos saber todo lo que realmente pasa atrás de los partidos”, comenta Susana García una de las trabajadoras despedidas.
Al ver a las manifestaciones del movimiento y escuchar sus propuestas, ella y sus compañeras decidieron vincularse con los jóvenes, pues aseguran coincidir en tres puntos: que se luche por que los medios sean libres y que haya una difusión imparcial; por el acceso libre a la cultura; y por la declaración del apartidismo que adoptaron los estudiantes.
“Antes nosotras no sabíamos nada, no estábamos informadas de nada. Por eso los patrones abusaban y nos pagan 300 pesos a la semana, con un horario de 10 a 12 horas sólo hasta que fuimos conociendo varias cosas es que empezamos a decir ‘ya basta’ y ponerle un alto al patrón”, relata Susana. “Empezamos a exigir un horario de 8 horas y seguro social y pago de horas extras”.
Nuestro derecho a la información cuando es violado, nos afecta mucho, porque sin información nuestra participación en los ámbitos públicos es limitada y desinformada, con mala información tomamos malas decisiones, eso lo hemos aprendido bien.

Desencanto electoral

El despido de 64 trabajadoras, algunas con más de 30 años de antigüedad laboral, y la falta de pago de liquidación, motivó un ‘desencanto’ con las soluciones prometidas por los aspirantes a algún cargo de elección popular.
"Del movimiento nos impactó también que salieron a desenmascarar a los candidatos y todo lo que hacen" señala Susana.
Con 30 años de edad y dos hijos, Susana es madre soltera y asegura que a pesar de que en Puebla hubo un cambio de gobierno –Rafael Moreno Valle, gobernador del Estado por la coalición PAN, PRD y Nueva Alianza– no les benefició en nada. “Al contrario, el apoyo y los privilegios los mantienen el dueño y los patrones”, asegura.
Nosotras como trabajadoras conocemos las realidades y las consecuencias de los gobiernos, las sufrimos más que otros, sabemos como esos patrones aquí en Tehuacán también son políticos, así que cuando piden nuestro voto nosotras ya no les creemos.
Reyna Ramírez Sánchez, asesora de las extrabajadoras de ‘Exportadora’ y directora del colectivo “Obreras insumisas” (dedicado al apoyo jurídico a empleados de maquiladora) explica que debido a todo lo que han pasado respetan a quienes dicen que votaron por ‘el menos peor’, pero que no lo comparten.
Detalló que a partir de su adhesión al movimiento comenzaron a participar en varias acciones, y que seguirán impulsando más actividades en coordinación con los estudiantes poblanos. Susana envía un mensaje a #YoSoy132: “que sigan luchando y que no paren hasta alcanzar sus objetivos, porque ya despertaron en el país una gran simpatía que no terminó el 1° de julio”.









  • No hay comentarios para este artículo