Debate presidencial

El PANAL no es el partido del magisterio, es el partido de Elba Esther Gordillo

25 May 2012   |   comentários

JPEG - 31.6 KB

El candidato del PANAL, Gabriel Quadri, se afirmó como un ciudadano y empresario que trabaja por México. Intervino alrededor de un programa burgués de mayores privatizaciones, apuntando hacia Pemex; planteó la necesidad de recrudecer la intervención del ejército en las calles, de llevar a un enorme crecimiento de los efectivos de la policía federal, hacer más efectivas y duras reformas como la laboral, y la creación de más impuestos.

Presentó un programa que da un papel preponderante al empresariado nacional y extranjero como generador de riquezas y de empleos.

Su discurso reaccionario contrasta con la exigencia de miles de maestros que se manifestaron en contra de la ACE.

Esta aparente contradicción se sustenta en que el PANAL se formó a partir de una poderosa burocracia sindical que mantienen otros intereses, pero no fue formado por la base magisterial.

Para Quadri los empresarios deben administrar todos los recursos públicos “para hacerlos funcionar” y así cobrar por estos a los trabajadores y sus familias.

Es todo un acuerdo político con los dirigentes de su partido y en coincidencia con los programas del PRI y el PAN. Ésta es la verdadera cara de Gordillo, da una muestra de sus verdaderas intenciones cuando firmó con el panismo la ACE y que tiene pleno acuerdo en que el país se mantenga bajo los parámetros de ataque contra los trabajadores y en específico contra los maestros de México.

Y si no representa los intereses de los maestros ¿por qué los charros del SNTE imponen a los trabajadores de la educación el reparto de su propaganda? ¿Por qué las campañas del PANAL son financiadas con recursos del sindicato que pertenecen a la base trabajadora?

El uso del sindicato de maestros como un botín político para venderse al mejor postor nos deja la lección de que la burocracia del SNTE no representa las demandas de los millones de maestros de México, al contrario, impulsa los planes del gobierno en turno en contra de los intereses de la base magisterial.

Los trabajadores deben oponerse a que sus sindicatos se hagan parte del juego de los partidos patronales como el PAN, PRI y PRD (ligado a las burocracias sindicales de los telefonistas y el STUNAM); deben pelear por la total independencia política y organizativa de sus sindicatos de estas alianzas.

Deben oponerse a que sus organizaciones sean utilizadas en estos periodos electorales para llenar el botín de un partido patronal y de dirigentes sindicales como Elba Esther Gordillo. Por ello es necesario oponerse a que en estas elecciones sea utilizado el SNTE como sustento militante y económico a un partido que no representa a los trabajadores y que no levanta un programa en contra de los explotadores y en contra de los que imponen la ACE y todo el ataque a las condiciones laborales del magisterio y las conquistas que está significando su implementación.

Los trabajadores no tenemos representantes en estas elecciones, pero para poder tenerlos y que sean auténticos tribunos de nuestra clase y de nuestras demandas más sentidas, debemos romper con toda influencia y acuerdos a los que nos atan los partidos que representan los intereses de la burguesía. Para ello, es fundamental seguir luchando por la recuperación de nuestros sindicatos, su democratización y por la más absoluta independencia política de nuestra organización.









  • No hay comentarios para este artículo