Caso Trayvon Martin: contra el racismo en EE.UU.

16 Aug 2013 | Entrevista a compañeros de SU/LU Los Angeles California.   |   comentários

Caso Trayvon Martin: contra el racismo en EE.UU.

George Zimmerman fue declarado inocente del asesinato del joven Trayvon Martin, de tan sólo 17 años, que iba en camino a su casa. La indignación ganó las calles y se sucedieron movilizaciones de protesta contra la impunidad y el racismo. Estrategia Obrera entrevistó a Julia, de Struggles United / Luchas Unidas (SU / LU), "SULU de California, Estados Unidos, con la cual discutimos la necesidad construir una organización internacional con un programa revolucionario.

EO: ¿Cuál fue la posición de SU / LU frente a estos hechos? ¿Cómo participaron ustedes del movimiento?

Julia: Obama es el primer afroamericano en ser Presidente de los EE.UU. Muchas personas de color pensaban que iba a representar sus intereses, más aun, que él representaba la "esperanza" de que los EE.UU. se estaba moviendo más allá de sus fundamentos racistas. ¡Cuán equivocados estaban!
Durante estas protestas la policía atacó con violencia a los jóvenes. Miembros de SU/LU participaron en la liberación de los jóvenes que la policía intentó arrestar.

JPEG - 9.8 KB

SU/LU está participando activamente en el movimiento de justicia para Trayvon Martin y todos los movimientos contra el Estado intolerante y opresor. Hicimos un llamado por el juicio y castigo de Zimmerman y por justicia para la familia y amigos de Trayvon. También llamamos a la unidad de los grupos oprimidos contra la intolerancia y la represión del Estado. Las mujeres, LGBT, inmigrantes, negros, jóvenes y discapacitadas están en la mira del Estado. Obama también persigue a activistas políticos.

Los capitalistas y los amos esclavistas necesitan una clase trabajadora dividida para mantener su dominio: proporcionaron privilegios e intimidación a los trabajadores blancos para conservarlos racistas, y más temerosos y despectivos del pueblo negro. Cuando vinieron más inmigrantes a EE.UU. los patrones usaron la misma táctica, con diferentes contextos sociales, para mantener a la clase obrera dividida.

Se ha desarrollado una clase capitalista negra y sus apologistas dentro del Partido Demócrata. El Partido Republicano se convirtió en un polo de atracción de la ideología reaccionaria. Obama ha deportado a más inmigrantes que cualquier otro presidente en la historia de EE.UU., ha recortado los servicios sociales, ataca la educación pública y los sindicatos. Hay más negros encarcelados ahora que la cantidad de esclavos que había en 1863 en EE.UU.
El asesinato de Trayvon Martin no fue cometido por un policía; pero el vínculo con la naturaleza racista del Estado es claro. La policía no quiso detener a Zimmerman y durante el juicio acusaron a Trayvon Martin, que fue descrito como un “matón” y sospechoso, aunque estaba caminando rumbo a su casa y sin armas. Zimmerman había intentado ser agente de policía de Sanford, pero no pudo; fue entonces capitán de vigilantes del vecindario ("Neighborhood Watch”). Las organizaciones de vigilantes del vecindario trabajan directamente con la policía. Son de mayoría blanca y clase media.

EO: ¿Cuál es la salida revolucionaria para el problema de la discriminación racial en los Estados Unidos?

Julia: Es necesario construir la unidad racial y denunciar el racismo como enemigo de la clase obrera. El capitalismo no puede existir sin el racismo. Es esencial construir la solidaridad de clase contra el racismo y contra nuestros enemigos invariables: los capitalistas y los imperialistas del mundo. Necesitamos un Partido de los trabajadores independiente de los capitalistas, los imperialistas, los policías y los reaccionarios.
También necesitamos unirnos internacionalmente para construir un movimiento contra la opresión. ¡Condenamos el imperialismo de EE.UU. por el uso de esas mismas tácticas racistas en todo el mundo!









  • No hay comentarios para este artículo